¿Carece de personalidad tu negocio?

Published
12/08/2011

La personalidad es uno de los tres componentes fundamentales de tu marca. Se trata del estilo con el que transmites el alma de tu empresa.

Hoy, en la autovía, mi marido me señaló, emocionado, un camión con el siguiente mensaje publicitario: "KICK ASS Rock & Roll – el mejor DJ de bodas de la ciudad". Una afirmación tajante que seguramente escandalizará a algunos y les encantará a otros. Otro ejemplo es Redhead Ranting, una blogger que suelta tacos con regularidad, además de ser polémica y graciosas (si te gusta su sentido del humor). Su blog sirve como filtro; las personas que no la comprenden a ella o su estilo desisten en volver y las que sí le entienden se convierten en incondicionales. Mi amigo, Ken Kristoffersen de POP, una agencia de eventos de empresa, renovó recientemente su marca. Su sitio web parece distinto. Suena diferente.

¿Vas sobre seguro? Cuando creaste tu sitio web, escribiste algo para tu blog o lanzaste una campaña publicitaria, ¿redactaste unos contenidos que pudieran interesarle a alguien? Si eliminaras tu logo, ¿se podrían confundir los contenidos y los de la competencia?

La creación de una personalidad no trata solo de ser polémico o diferente, sino de ser verdaderamente tú mismo. ¿Es tu estilo autoritario, gracioso, descarado o quizá raro? Define quién eres y busca maneras de impregnarlo todo con tu personalidad. Hacemos negocios con gente que nos cae bien y trabajamos mejor con la gente que nos gusta. No puedes hacer negocios con todo el mundo, así que ¿por qué intentarlo?

Anuncio