Carmena llenará Madrid de sidecares para transportar turistas y mercancías

Publicado
05/12/2018

A través del proyecto de transformación urbana MARES, el Ayuntamiento de Madrid ha impulsado el lanzamiento de una nueva cooperativa de movilidad, Tuk tuk Ecomobility, que busca llenar la capital de sidecares para transportar turistas y mercancías por el centro.

Ante el cierre de la Almendra Central al tráfico de vehículos diésel y gasolina, que se aprobó en 2017 y entra en vigor mañana, la asociación de cooperativas de transporte de Madrid (Trans Coop Madrid) se alió con la compañía Nuuk para desarrollar un nuevo modelo de movilidad que "de manera sostenible" permita realizar la entrega de paquetes en la última milla, uno de los grandes retos del sector, dar servicio a los turistas, explica Juan Villaescusa, presidente de la cooperativa de transporte Trans Coop durante la presentación del nuevo servicio. El sidecar de mercancías se llama Tuk-tuk y del de pasajeros Webo por la forma que tiene (ver fotos).

La idea del proyecto, que ha contado el apoyo institucional y de medios del Consistorio que dirige Manuela Carmena, es poner en la calle al menos 150 sidecares en primavera de 2019 para realizar las entregas a domicilio en el centro del Madrid de las empresas de paquetería, como Seur, y de los mercados municipales, con los que ya están firmando acuerdos, y para hacer recorridos turísticos de una hora o más por el centro. Este servicio ya se da en Lisboa donde hay unos 1.000 tuk-tuks. Así, la cooperativa busca dejar muy claro que el transporte de pasajeros no está llamado a competir con el taxi ya que, aunque se pueda contratar a través de una aplicación o a pie de calle, no se puede usar por minutos o para microtrayectos.

Los sidecares (moto con un vehículo adherido al lado) son cien por cien eléctricos y pueden llegar a tener una autonomía de hasta 300 kilómetros en función del número de baterías que se pongan. El diseño y la construcción de la moto y el habitáculo son de Nuuk, que está fabricando moto de reparto para Seur, con tecnología de Bosch. "Se ha elegido el sidecar porque es el vehículo sobre tres ruedas más estable que existe y las motos giran sobre su propio eje. Son muy funcionales para la ciudad y los habitáculos muy cómodos y con mucho espacio y visibilidad", explica Martín calzada, responsable de proyecto de Nuuk. El sidecar de reparto tiene capacidad para transportar entre 350 y 400 kilos y da opción para llevar productos refrigerados. Por su parte, el de pasajeros es para dos personas, tiene espacio para maletas y opción para sillas de ruedas.

El proyecto nace en la Almendra Central pero tiene la vocación de trasladarse a otras ciudades en el medio plazo.

Autónomos

Como casi todas las empresas de movilidad que están surgiendo en los últimos años, el proyecto busca construirse sobre una base de autónomos. La firma se ha constituido como una cooperativa de servicios empresariales que cuida de la actividad, busca acuerdos con socios (logísticos y hoteles) y que da facilidades de financiación para adquirir los vehículos y habilita un centro de recarga de energía de almacenamiento de los habitáculos.

Así, los cooperativistas, que serán autónomos, tendrán que adquirir el vehículo y serán responsables de todos los ingresos y los gastos que genere la actividad. Asimismo, los socios cooperativistas no tendrán exclusividad y podrán cerrar acuerdos o trabajar para el cliente que quieran.

Créditos a https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/9552614/11/18/Carmena-llenara-Madrid-de-sidecares-para-transportar-turistas-y-mercancias.html 

Anuncio
Anuncio