Viajes de negocios exultantes de placer

Published
14/01/2008

Alejarse del tránsito de la gran ciudad, hospedarse en un lugar rodeado de viñedos y realizar actividades en plena naturaleza con las máximas comodidades, es siempre un incentivo para los directivos, colaboradores y clientes de cualquier empresa. Por ese motivo muchas compañías están apostando en los últimos años por realizar sus reuniones, congresos o viajes en entornos enológicos. Un hecho que provoca que un buen número de bodegas estén adaptando sus instalaciones a este nuevo enoturismo empresarial.

Uno de los últimos ejemplos ha sido el caso de Heretat de Cesilia, una de las bodegas claves de la Denominación de Origen Alicante, que acaba de desarrollar un proyecto de enoturismo de negocios como alternativa y complemento a la amplia oferta turística de la provincia.

Recientemente los dirigentes de la compañía han convertido el edificio de la Casa Cisilia, situada en el término municipal de Novelda, que recientemente cumplía 300 años de historia, en un centro de actividades de eventos de empresas. La citada finca que cuenta con una superficie de 80 hectáreas de viñedos y más de 500 metros cuadrados de instalaciones, ofrece a las empresas que lo deseen la posibilidad de desarrollar en su complejo conferencias, congresos, convenciones, seminarios y homenajes, así como programas a medida de comidas y cenas con maridaje de vino o desayunos de negocio.

Una serie de actividades que se podrán combinar con la visita a los viñedos para conocer de primera mano los procesos de recolección de las uvas y elaboración de todos sus productos vinícolas. Como complemento a esta iniciativa, la propia bodega ha puesto a disposición de los clientes un selecto catering, un salón multifuncional y una tienda gourmet en la que se pueden adquirir los productos más característicos de la firma.

No obstante, el proyecto de Heretat de Cesilia no es una excepción puesto que a lo largo de la geografía española existen diversas bodegas que abren sus puertas para celebrar eventos, congresos y reuniones de empresas.

Se trata de un tipo de enoturismo que se está desarrollando principalmente en algunas zonas como la Rioja, donde llevan décadas impulsando el turismo relacionado con el mundo del vino. En la región las principales bodegas han adaptado sus instalaciones para que las empresas las escojan como destino para sus convenciones de negocio.

Entre las ventajas de este tipo de turismo destacan las posibilidades de compaginar responsabilidades laborales con la realización de actividades de ocio como cursos de cata, practicar golf y deportes de aventura, pasear por las bodegas, comer los más deliciosos manjares de la zona regados por los vinos de la tierra y alojarse en exclusivos hoteles y casas rurales. Un gusto para todos los sentidos que permitirá introducir un componente de ocio a la rutina diaria y que posibilitará desarrollar el trabajo en un clima de auténtico relax.

Para más información sobre el turismo enológico en España, ponte en contacto con Viavinum.

Anuncio