Turismo cultural y rural en la Hacienda Las Alcabalas

Published
02/06/2007

El pasado mes de mayo, Hacienda Las Alcabalas organizó para un grupo de 47 personas un variado programa de actividades culturales y de turismo rural.

Desde una matanza hasta la presentación de dos libros y una exposición de pinturas
Las actividades incluidas en el programa abarcaron la matanza de un cochino, en la que el matarife iba comentando el proceso y los asistentes colaboraban en la elaboración de chacinas y degustaron sobre la marcha, el “picadillo” del chorizo, y otros platos típicos de estos acontecimientos como las migas o la “ropa vieja”, un guiso hecho con garbanzos y el menudo.

A lo largo de las jornadas se realizaron en vivo y en directo, herrado de caballo y arreglo de crines con paseo en "jardinera" por la finca de los asistentes que se interesaran.

En un plano más intelectual, en el antiguo molino convertido en sala de exposiciones se pudo contemplar la obra de Jorge Gallego y comentarla con el pintor. También asistieron los escritores Abel Hernández y Emilio González Ferrín, que de forma amena e informal comentaron con los asistentes sus obras “La España que quisimos” y “Historia General de Al Ándalus.

Después de la merienda, hubo un concierto de música clásica con gran aproximación a los intérpretes muy integrados entre los invitados. Al término de la cena, hubo espectáculo de flamenco.

Del grupo de 47 personas, 22 durmieron en el recinto, 10 en cortijos próximos y 15 vinieron de Sevilla y Córdoba para pasar el día.

Inaugurada en 2007
Con una extensión de más de 400.000 m2 entre los municipios de Morón de la Frontera (Sevilla) y Puerto Serrano (Cádiz), la Hacienda las Alcabalas fue adquirida en enero del 2001 para su restauración, reconstrucción y revitalización. Más allá de convertirse en un mero alojamiento turístico, se sigue desarrollando la explotación agropecuaria y se recupera mediante conceptos innovadores su espíritu de siempre, híbrido, puesto al día, entre las “villae” romana y la “hacienda de olivar” de la Bética.

Inaugurada a principios de este año, la hacienda ofrece la posibilidad de realizar una amplia gama de actividades ligadas con el campo, tales como la caza, el parapente o paseos en caballo, para particulares, grupos y empresas. Por otra parte, dispone de una piscina, cómodo alojamiento y excelentes instalaciones para la celebración de todo tipo de eventos.

Anuncio