No seas tímido

Published
14/05/2010

La tecnología forma una parte esencial del día a día en el mundo de los negocios. Operamos en una era en la que las personas en todos los continentes dependen de la tecnología moderna para celebrar reuniones; o sea, conectándose con colegas y clientes vía tecnologías de virtualización. Nuestros iguales y los delegados de las conferencias conversan en foros online y los sitios web de las redes sociales.

Pero como resultado de dichas interacciones y la facilidad con la que tienen lugar, la tecnología supone una amenaza para la idea de que las personas necesitan asistir a reuniones de negocios, sobre todo en tiempos de ajustes presupuestarios en los que las asociaciones suponen que pueden celebrar sus eventos online y obtener los mismos resultados que obtendrían de una reunión presencial.

Muchas organizaciones ya se han dado cuenta de que la tecnología no puede suplir el intercambio de conocimientos tácticos que ocurre en las reuniones presenciales. Es dicho intercambio el que conduce al desarrollo de la confianza, la cooperación y, al final, la innovación tanto para las corporaciones como para asociaciones.

De hecho, prevemos que el sector de congresos y reuniones prospere gracias a la tecnología, porque, a medida que el mundo se vuelva cada vez más digital, tanto más se apreciará la comunicación cara a cara. Además, los eventos de empresa se benefician del uso de la tecnología y, por este motivo, el sector no debe rehuirla.

La tecnología no hará peligrar el futuro de los eventos de empresa, sino que lo realzará. Es imprescindible, por lo tanto, que los organizadores integren la tecnología en sus eventos.

La tecnología proporciona a los delegados una plataforma donde compartir material antes, durante y después de un evento. Ayuda a los delegados –que se hayan conocido en un evento de empresa– a colaborar y sentar las bases de futuros proyectos. Este medio alternativo en el que presentar información reduce también la cantidad de papel que se utiliza en forma de folletos y carpetas.

Los organizadores de eventos no deben dejarse intimidar por la tecnología. En su lugar, deben adoptar nuevas formas de comunicación para prestar apoyo a sus asociaciones o eventos y, efectivamente, para sacar provecho del valor añadido que la tecnología confiere a las interacciones cara a cara.

JON HUTCHISON, A.M., es director ejecutivo de Business Events Sydney, empresa radicada en Australia.

Anuncio