Los organizadores profesionales de congresos cuentan con una nueva referencia: Norma UNE 189001 de Servicios Turísticos de Intermediación

Published
07/03/2012

El Instituto para la Calidad Turística Española, impulsor del sello "Q", incorpora más de 100 medidas en la revisión de la normativa.

Los Organizadores Profesionales de Congresos (OPCs) han visto cumplidas sus aspiraciones, y, por primera vez, han sido incorporados a la nueva norma UNE 189001 de Servicios Turísticos de Intermediación, recientemente publicada.

El ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española) ha aglutinado bajo la denominación única de servicios turísticos de intermediación a todos los que trabajan de una manera u otra con el cliente final para organizar un viaje o un congreso, sean agencias minoristas, receptivas, minoristas emisoras y/o viaje combinado.

Se trata de un aspecto relevante para el sector, ya que es, en la práctica, un reconocimiento a la labor cualitativa de los organizadores profesionales de congresos, puesto que describe a los OPCs como empresas –destaca el texto– que desarrollan las funciones de consultoría, planificación, organización, dirección y control de congresos, ferias y convenciones y otros eventos de naturaleza análoga.

Estas disposiciones, que en la práctica permitirán los OPC’s disponer de su propio sello "Q" de calidad turística, reconocen las necesidades del propio empresario y las demandas de los clientes, por lo que el resultado, según Vicente Serrano, presidente de OPC España, "es una herramienta más que necesaria para adaptarse a los nuevos estándares de producto".

Esta normativa regula además, los niveles de calidad de todos los servicios, independientemente de si se trata del canal online u off line.

El modelo incorpora más de 100 nuevos requisitos, adaptados a las necesidades tanto empresariales como del mercado, medioambiente o accesibilidad. En la actualidad, 372 agencias de viaje están certificadas con las Marca "Q", situándose la más numerosas en el País Vasco, con 116, seguido de Galicia, (49) y Cataluña (44).

En las palabras de Vicente Serrano: "Esta norma de calidad establece requerimientos solicitados históricamente por nuestro sector, cuyo objeto y finalidad permitirán, además de ahondar en la profesionalización del mismo, dotarle de un marco de estandarización de procesos en torno a la certificación con la Marca ’Q’ Calidad Turística".

Anuncio