Las reuniones (y la sociedad) dentro de 40 años

Published
23/09/2007

¿Cómo serán las reuniones, los eventos y las ferias de muestras dentro de 40 años?

El ritmo del cambio tecnológico se acelera; la mitad de los científicos que ha tenido la historia están vivos en la actualidad y mejor conectados que nunca. Vivimos un renacimiento del descubrimiento científico, tecnológico y médico sin precedentes, y la Web está transformando casi todos los procesos empresariales desde la agricultura hasta la farmacología. En resumen, un año Web es comparable con uno canino. Por otro lado, surgirán graves problemas en cuanto a la disponibilidad de los carburantes fósiles, sobre todo con la del petróleo. En los próximos 40 años tendrán lugar muchos cambios, la mayoría de ellos difíciles de predecir.

Al mirar mi bola de cristal, esto es lo que veo dentro de 40 años:

Tendencias sociales:

  • La sociedad cambiará más en los próximos 10 o 15 años que en los últimos 40. Nos encontramos en medio de una revolución de la información (digital) que será tan profunda como la revolución agraria. Esto afectará nuestra forma de hacer negocios, de aprender, de comprar, de recibir y de informar, así como casi todos los demás aspectos de nuestra vida. Si esta revolución fuera un proceso de 10 pasos, nos encontramos actualmente en el paso 2 (o como mucho en el 3). Dentro de 10 o 15 años habremos alcanzado el paso 9 o 10.
  • No obstante, esta explosión tecnológica será contrarrestada considerablemente por la significativa disminución en las reservas de los combustibles fósiles. Se aproxima el punto máximo de la producción mundial de petróleo –punto en el que más de la mitad de los combustibles fósiles disponibles se ha agotado– y las reservas se gastan con más rapidez que nunca. Fue relativamente fácil extraer la primera mitad de las reservas; será mucho más difícil y caro hacerse con la segunda mitad.
  • Para 2046, toda la información estará digitalizada. Todos los libros, manuscritos, programas de televisión, obras de arte, mapas, fotografías aéreas de todos los lugares del mundo, proyectos de investigación en curso, contenidos únicos de todas las bibliotecas, etc., serán fácilmente accesibles (algunos por una cuota basada en la demanda). Ya hemos recorrido parte del camino y esto se hará realidad mucho antes del 2046.
  • El teléfono de “Star Trek” será una realidad; con un ligero golpe de dedo estarás accesible inmediatamente a todas aquellas personas a las que quieras estar conectado y que quieran ponerse en contacto contigo. Además, se trata de un teléfono mucho más potente que cualquiera de los superordenadores de hoy en día. Entre otras cosas, tendrá la capacidad para proyectar hologramas realistas y funcionar como una agenda inteligente con la capacidad de gestionar tus actividades diarias, basándose en tus preferencias.
  • La capacidad de reconocer la voz y traducir en tiempo real (de tu teléfono modelo “Star Trek”) te permitirá conversar con personas en cualquier lugar del mundo, sea cual sea el idioma.
  • La “holocubierta” de Star Trek dejará de ser ciencia ficción. La Sociedad para la Información Visual (SID) calcula que, dado el actual ritmo de progreso, para el 2022 la tecnología será capaz de duplicar la acuidad del ojo humano. Será imposible distinguir la realidad virtual de la auténtica.
  • Los soportes para el almacenamiento de datos serán increíblemente barato, con una capacidad enorme. Los datos de las bibliotecas más grandes de hoy en día cabrán en un espacio del tamaño de un terrón de azúcar, gracias a las tecnologías cuánticas de almacenamiento.
  • Los ordenadores y el acceso a Internet de velocidad extremadamente alta hace tiempo habrán pasado a formar parte del mobiliario y se considerarán como una utilidad más, tal como el agua o la electricidad. Los programas de software inteligentes ejercerán las funciones de secretaría, basándose en tus preferencias.
  • La inteligencia artificial se desarrollará hasta tal punto que será muy difícil distinguir entre el humano y lo virtual en muchas situaciones.

Tendencias en el segmento de congresos y reuniones:

  • Las reuniones seguirán siendo un formato viable. Somos animales sociales y, como tales, nos gusta reunirnos en grupo. Tenemos necesidades biológicas tales como el sexo, la paternidad, el hambre y la sed (además de otras “necesidades” tales como la curiosidad, la risa y el compañerismo) que siempre nos impulsarán a juntarnos. Nunca dejaremos de organizar cenas, reunirnos, intercambiar y realizar tormentas de ideas, entablar amistad, enamorarnos y establecer relaciones comerciales. Siempre organizaremos reuniones de algún tipo.
  • Sin embargo, el petróleo y todos los demás tipos de energía serán mucho más caros que ahora, lo que dificultará los viajes. Todavía no será posible construir aviones que funcionen con energía solar o nuclear. En muchos aspectos, el mundo volverá a ser un lugar grande. Como consecuencia, las reuniones se celebrarán en un ámbito más local.
  • Además, las reuniones virtuales desempeñarán un importante papel, ya que eliminarán los gastos de viaje. Aunque es poco probable que se desarrolle un teletransportador tipo “Star Trek” en un futuro previsible (no nos van a transmitir físicamente a parte alguna), una unidad sensorial automática que proyecte una imagen holográfica de alta resolución de ti y que te transmita otra imagen de tipo “holocubierta” de lo que percibe a su alrededor sí que será totalmente factible para el 2046. Si quieres asistir a un evento, lo único que tendrás que hacer es alquilar una unidad de proyección/percepción (un avatar) para que acuda en tu lugar, poner unas gafas/auriculares 3D, y dar órdenes al avatar para que interactúe con los demás como si tú estuvieras allí en carne y hueso.
  • Ciertamente, las asociaciones (y las reuniones y ferias de muestras que organizan) no sean como ahora, ya que harán más hincapié en el networking. Las reuniones de las asociaciones tenderán a celebrarse en un ámbito local o regional. Otros aspectos de las reuniones, como por ejemplo la provisión de contenidos segmentados, se harán online en gran medida.
  • También es probable que las ferias de muestras sufran grandes cambios. Aquellas ferias que giren en torno a los productos y que dependan de los intermediarios habrán desaparecido hace tiempo; los productos se promocionarán y se comprarán exclusivamente online. No obstante, siempre necesitaremos los sectores de servicios. Hasta la medida en que siga siendo rentable reunir a los proveedores de servicios en el mismo lugar para establecer relaciones con sus clientes potenciales, las ferias de muestras seguirían siendo viables.
  • La educación (tanto de niños como de adultos) se suplementará en gran medida con los tutores virtuales. Estos tutores serán capaces de interactuar contigo como si fueran humanos (pero adaptándose incansablemente a tus capacidades, niveles de interés, motivaciones, necesidades, etc., con bastante más paciencia que un humano).
  • La información será barata y estará fácilmente disponible. La sabiduría, innovación y creatividad (el uso ingenioso y productivo de la información) serán los valores claves del mundo empresarial.
  • Los líderes y conferenciantes que sean capaces de impulsar esta innovación y creatividad (y que lo hagan de manera divertida) serán muy demandados.

Vivimos en tiempos apasionantes (debido a los cambios tecnológicos) y, a la vez, posiblemente en el momento más precario (debido a la mengua en las reservas de carburantes fósiles) de la existencia humana. La única certeza es que las cosas cambiarán dramáticamente en los próximos 40 años. Es de esperar que la tecnología se utilice para reunir globalmente a la gente… para mejorar la situación humana… para sacar lo mejor de la naturaleza humana, en vez de su lado oscuro.

Anuncio