La autogestión como clave del rendimiento y la productividad directiva

Published
15/10/2013

Encabezar un equipo de trabajo supone la obligación de gestionar de forma eficiente la productividad, tanto individual como colectiva. Esto se consigue estableciendo un sistema de organización personal y profesional que ayude a mejorar la producción y consiga reducir el estrés que genera la acumulación de tareas y la carga desmesurada de trabajo y responsabilidades.

Elevarse en la escala jerárquica de una empresa, además de beneficios, conlleva una serie de obligaciones tales como dominar el desarrollo de la eficiencia colectiva o mejorar la calidad de la producción. Para ello, la psicología, mediante la inteligencia emocional y la comunicación asertiva, puede considerarse un pilar esencial a la hora de saber ejecutar y potenciar la productividad grupal.

Por otra parte, desarrollar un plan GTD puede contribuir a establecer un orden de prioridades fundamental para incrementar el rendimiento personal. Un buen directivo debe aprender a gestionar la carga profesional y personal para que una no influya negativamente sobre la otra.

Afortunadamente, contamos con una amplia gama de herramientas informáticas que facilitan la gestión de tareas, ayudando así a mejorar los sistemas de productividad personal. Multiplataformas gratuitas como Evernote o Hightrack ofrecen unas ventajas claras para potenciar la optimización del tiempo.

La empresa iiR España, en colaboración con ICADE Bussines School, ofrece un programa especializado en estas nuevas técnicas de autogestión y productividad ejecutiva. Tendrá lugar en Madrid los próximos días 19 y 20 de noviembre.

Anuncio