Haz el networking como un profesional

Published
31/07/2010

¿Odias a muerte el networking? ¿Te da sudores fríos la simple mención de la palabra? Agárrate. El networking puede ser de veras divertido. Esto no quiere decir que te engalanes, te eches fijador y te pegues una juerga brutal; el networking sigue siendo una actividad profesional. Y no lo hagas para ayudarte a ti mismo; haz el networking para ayudar a otros. El beneficio residual reside en que la gente, a su vez, estará motivada para ayudarte a ti. El networking ha de ser tanto desinteresado como sincero.

La investigación demuestra que en entornos de networking poco familiares, la mayoría de las personas reaccionan bien a otras que se interesan en lo que tienen que decir o en su vida profesional. Si tienes presente esta fórmula, el networking te resultará mucho más llevadero.

No obstante, para dominar el networking, tendrás que trabajar con diligencia: investiga la asociación o grupo de networking anfitrión –incluso ponte en contacto con el líder del grupo, si es posible (o algún miembro al que conoces)– para tener una idea de quien podría asistir al evento.

Obtén información sobre los asistentes para ayudarte a elegir tu enfoque. Basándote en dicha información, podrás investigar los antecedentes profesionales de asistentes específicos. Si eres capaz de recopilar algunos datos generales sobre las empresas que acaso estarán representadas en el evento, asistirás con algo de que hablar, como por ejemplo: "¡Hola, Mike! Veo que trabajas para [nombre de la empresa]. ¿No era tu empresa la que salió recientemente en aquel artículo de fondo de la Business Journal sobre [tema]? Fue un artículo muy interesante. A tu juicio, ¿cómo se va a desarrollar [tema]?"

La clave: anímales a hablar. Realiza preguntas abiertas. Suscríbete a tu revista empresarial local como recurso; hay tanta información y te sorprenderá gratamente lo fácil que es recordarla durante una conversación de networking. (Si no puedes permitirte el lujo de pagar la suscripción, simplemente busca la revista en la biblioteca municipal.)

El resultado final: parecerás bien informado y despabilado.

Además, procura llegar antes de tiempo al evento de networking. Normalmente, las etiquetas están expuestas en el mostrador de la zona de inscripción. Entretente allí para comprobar quién va a asistir o que posiblemente aparezca. Si logras identificar a alguien al que tienes muchas ganas de conocer, localízale en la zona de inscripción para luego acercarte a él o ella pausadamente, para que, cuando llegue la hora de la reunión, puedas sentarte en su mesa. Puede que consigas sentarte al lado del ejecutivo principal de la empresa en la que llevas tanto tiempo intentando trabajar… ¡Menudo golpe!

Mientras tanto, que estés preparado para soltar tu introducción de 30 segundos, cuando sea preciso, y para informar a la gente sobre tus antecedentes profesionales y lo que le puedes ofrecer en un área específica. Debes mencionar que buscas oportunidades, por si te pueden ayudar al respecto. Resulta más útil aún si tienes en mente una empresa concreta. Puedes decir: "Sobre todo tengo mucho interés en la empresa X. ¿Conoces a alguien que trabaja para ellos?"

La gente que recibe una petición específica puede proporcionar rápidamente información o el nombre de un contacto. No responden tan bien cuando reciben peticiones imprecisas o generalizadas.

El vestir correctamente también es vital. Si tienes la tentación de vestirte casualmente porque parece que va a ser un evento informal, resístela y elige un atuendo un punto más formal de lo necesario; por si te encuentras con la persona adecuada. Recuerda el viejo tópico: nunca se obtiene una segunda oportunidad para dejar una buena impresión.

Por último, antes de asistir a un evento de networking, manda a hacer unas tarjetas de visita. Necesitarás algo para repartir, y los currículos abultan demasiado. Piensa bien en lo que vas a poner en tus tarjetas: tu nombre, el puesto que ocupas, tu número de teléfono y tu dirección de correo electrónico. Y asegúrate de que tu dirección de correo electrónico tenga un aspecto profesional. No utilices una dirección social que incluya tu edad, intereses sociales, fecha de nacimiento o el año en el que obtuviste tu título. O sea, utiliza tu nombre. Si tu apellido es común, agrégale unas cifras para convertirla en una dirección única.

Utiliza estas sugerencias para el networking en tus esfuerzos para encontrar trabajo, para hacer nuevos contactos y para vivir nuevas experiencias… que podrían conducirte a tu siguiente empleo. One+

Anuncio