El turismo de salud y belleza

Publicado
02/10/2006

Al igual que otros segmentos en auge, como el de reuniones e incentivos, el turismo de salud y belleza empieza a tener un importante peso en la industria turística española. La facturación de los balnearios y estaciones termales, además de otros establecimientos relacionados con esta modalidad turística, ya es cinco veces superior al volumen de negocios que se registraba a finales de los 90.

Un oferta que no para de crecer
Según se desprende de un informe sectorial de DBK, en 2005 había un total de 102 balnearios y estaciones termales, siendo Galicia, seguida por Cataluña y Aragón, la comunidad autónoma con mayor oferta. De hecho, la creciente popularidad del turismo de salud y belleza ha propiciado la restauración y reabertura de muchos establecimientos.

Andalucía, segundo en el ranking
En cuanto a la oferta de establecimientos dedicados al turismo de salud y belleza, las Islas Canarias encabezan el ranking, seguida por Andalucía, Cataluña y la comunidad Valenciana.

Un segmento con futuro
Las previsiones para el segmento, que ha crecido un 33 y un 20% en 2005 y 2006, respectivamente, son buenas: el segmento seguirá creciendo pero a menor ritmo.

Para aprovechar el tirón, muchos hoteles de cuatro y cinco estrellas ya han incorporado spas y centros de talasoterapia, mientras que otros tienen planes de hacerlo en un futuro próximo.