¿Crees en Internet? Si no, ¿por qué?

Published
13/01/2008

Si ya crees en Internet, el sitio Web de tu hotel es una de las fuentes de ingresos más importantes de tu negocio, en algunos casos generando alrededor de una tercera parte de los ingresos totales de habitaciones, con muchos sitios Web hoteleros demostrando un mayor rendimiento. Si el sitio Web de tu hotel no está generando suficiente negocio, es probable que tengas muchas dudas sobre el gran poder de Internet. O peor aún, puede que creas en él, pero que no sepas a ciencia cierta si tu sitio Web está generando el negocio que debería.

No te desesperes; en la mayoría de los casos basta con modificar el diseño de tu sitio Web y tener una buena estrategia de promoción online. La buena noticia es que puedes recuperar con sorprendente rapidez la inversión que realizas para hacer que tu sitio Web rinda. Además, nunca es demasiado tarde para convertirte en uno de los principales actores online dentro de tu mercado.

A pesar de ello, es sorprendente que haya tantos sitios Web hoteleros que siguen siendo disfuncionales e infrautilizados, cuando es tan fácil mejorarlos. Es posible que seas uno de los muchos hoteleros que fueron perjudicados por un diseñador Web incompetente, que tengas un sitio Web cuyo aspecto es inmejorable pero que rinde poco. Esto no es raro. Todos aquellos diseñadores que desarrollaron folletos online en lugar de sitios Web compatibles con los buscadores y orientados hacia las ventas están siendo descubiertos por la falta de rendimiento de dichos sitios.

Hay muchas opiniones entre los diseñadores Web sobre cómo es la mejor forma de desarrollar un sitio Web hotelero. Algunos creen que los elementos flash, mucho colorido y la morfología de imagen quedan fenomenales; estos diseñadores miden el éxito de un sitio Web por su aspecto (los consabidos folletos online). Luego, hay otros que piensan que se pueden sustituir unos contenidos bien escritos por muchas imágenes, pero tampoco aciertan. Los peores diseñadores creen que la optimización para buscadores y otras acciones de marketing pueden compensar un sitio Web mal diseñado; están muy equivocados.

Los diseños de tipo folleto, que tienen buen aspecto pero que hacen caso omiso a las normas de los buscadores y los requisitos en cuanto a contenidos de ventas, casi nunca generan una cantidad aceptable de negocio.

De hecho, las reglas básicas de diseño Web en el sector de la hospitalidad son muy diferentes a las que se aplican a otros sitios Web comerciales. Es increíble que haya tantos diseñadores Web sin suficientes conocimientos y experiencia para desarrollar un sitio Web hotelero que sea compatible con los buscadores y esté orientado hacia las ventas.

Es fácil construir un sitio Web, pero para que éste sea efectivo hace falta conocer los vericuetos del funcionamiento de los buscadores y cómo los usuarios buscan, seleccionan y reservan habitaciones de hotel. Es imprescindible poseer conocimientos de marketing hotelero y online. El diseño de un sitio Web hotelero tiene que ajustarse a los requisitos de los buscadores y contar con unos contenidos de ventas para convertir las visitas en reservas.

Elimina las conjeturas y suposiciones
Uno de los aspectos maravillosos del diseño y marketing de sitios Web reside en que todo es medible. Es posible medir la efectividad de casi todas las páginas y secciones de tu sitio Web; lo cual es el sueño de cualquier responsable de marketing. Se puede medir y ajustar cada página para obtener los mejores resultados; lo que es imposible hacer con otros tipos de marketing.

No te conformes con saber cuántas visitas recibe tu sitio Web. Si estas visitas no se convierten en reservas, ¿a quién le importa saberlo? Si tu Webmaster no puede proporcionarte las estadísticas necesarias, Google te ofrece una herramienta analítica buena, sencilla y gratuita. Se llama “Google Analytics”, y lo único que tienes que hacer es abrir una cuenta. Esta herramienta te permite medir muchos aspectos de la efectividad de tu sitio Web, como las fuentes de tráfico, las páginas más vistas, el tráfico desde motores de búsqueda, y cuántas visitas se convierten en reservas. El saber es poder.

No te comportes como uno de esos directores o propietarios que no tienen ni la más remota idea de si tu sitio Web está generando negocio o no. El marketing online en el sector de hospitalidad es demasiado importante para ignorarlo.

Haz que el diseñador de tu sitio Web se responsabilice de sus acciones
La productividad y popularidad a largo plazo de tu sitio Web depende en gran medida de que sea compatible con los buscadores. Uno de los errores de diseño que más se cometen es ignorar estos requisitos. Con demasiada frecuencia, los diseñadores Web achacan el mal rendimiento de los sitios Web que ellos mismos han desarrollado a sus clientes, con la excusa de que éstos no han invertido en la publicidad +de pago por clic. Se trata de una cortina de humo; el PPC no tiene nada que ver con la optimización para buscadores.

El pago por clic debe ser una medida provisional; es una buena manera de promocionar un sitio Web nuevo o remozado. El PPC puede generar importantes ingresos en los mercados principales, pero si se diseña debidamente un sitio Web, éste se posicionará natural o orgánicamente en 120 o 180 días. Los contenidos de texto de tu sitio Web deben incluir palabras/frases clave; lo cual es la principal diferencia entre diseñar un folleto online y un sitio Web funcional.

Es esencial atraer a los usuarios a tu sitio Web, pero no debes olvidar que esto sólo constituye parte de su función. Es igual de importante convertir estas visitas en reservas.

Los contenidos de un sitio Web pueden obrar milagros
“Lo que transmite tu sitio Web y cómo lo hace es una parte esencial del diseño del mismo”. La mayor parte de las búsquedas de hoteles en Internet se basan en el destino. ¿Por qué entonces son tantos los diseñadores que incluyen tan poca información sobre la localización del hotel en el diseño del sitio Web? La ubicación de un hotel es mucho más que una mera dirección. La información sobre el destino es la parte más importante de los contenidos de cualquier sitio Web hotelero.

Nadie espera que los usuarios que visitan tu s¡tio Web vayan a leer sus contenidos de cabo a rabo; por lo tanto se debe presentar la información por orden de importancia. Las listas con viñetas resultan útiles, pero no se deben usar en exceso. No te limites a describir tu hotel; en su lugar céntrate en lo que hace que sea diferente a los de tus competidores directos, lo que incluye tu ubicación.

Repasa las imágenes de tu sitio Web y sustituye las que sean antiguas o de mala calidad. La fotografía digital no es cara y las buenas imágenes son un buen reclamo y dan credibilidad a los contenidos de texto. Aunque las imágenes son importantes y realzan tu sitio Web, no pueden sustituir a los contenidos de texto. Los buscadores sólo ven el texto, lo que hace que unos contenidos de texto bien escritos sean de vital importancia para la popularidad de tu sitio Web.

Revisa el sistema de navegación de tu sitio Web
Dile al encargado de diseñar tu sitio Web que evite los botones de navegación cuyo texto está incrustado en una imagen. Tiene buena pinta, pero los buscadores no pueden indexar este tipo de textos. Procura que el sistema de navegación sea sencillo; los menús desplegables y el uso de términos que no tienen nada que ver con el sector no son buenas prácticas. Los visitantes a tu sitio Web no tienen porqué “aprender” cómo funciona su sistema de navegación.

Los intentos vistosos para animar el aspecto de tu sitio Web son a menudo una cortina de humo para disimular los errores de diseño y una falta de conocimientos del marketing hotelero.

No permites que el diseñador llene tu sitio Web de cosas innecesarias
No hay motivo real para poner enlaces salientes u otras frivolidades, como “el tiempo para hoy” u otras opciones innecesarias de entretenimiento, en la home de tu sitio Web. La home tiene como objetivo despertar suficiente interés en los usuarios para que visiten el resto de tu sitio Web; no debes animarles a abandonarlo.

El diseño de un sitio Web funcional es como esculpir un elefante; lo único que tienes que hacer es eliminar a golpe de escoplo todo lo que es ajeno al mismo. En el caso de un sitio Web, debes eliminar cualquier cosa que distrae a los usuarios del proceso de recopilar información sobre el hotel y el de elección; lo superfluo no tiene cabida en él.

Si todavía no crees en la enorme capacidad comercial de Internet, o si te han desilusionado los resultados obtenidos por tener un sitio Web disfuncional, debes profundizar tus conocimientos del marketing hotelero online para conocer las maravillosas oportunidades que te brinda. Todo apunta a que 2008 va a ser otro año récord para el tráfico online.

Contacto:
Neil Salerno, CHME, CHA
Hotel Marketing Coach
www.hotelmarketingcoach.com
NeilS@hotelmarketingcoach.com

Anuncio