Barceló Renacimiento lidera la tendencia "lienzo en blanco" en el turismo MICE

Published
04/03/2013

El establecimiento referente en el sector de eventos y convenciones está convencido que lo ideal son hoteles con "personalidad variable", que garanticen que el verdadero protagonista es la empresa o producto, y que el lugar elegido se convierta en un entorno que lo enfatice y ofrezca todas las instalaciones para crear un ecosistema para la marca.

Incluso la fuente de entrada al hotel está disponible para su personalización: el Barceló Renacimiento es el principal precursor de una tendencia en el turismo de negocios, que el propio establecimiento ha denominado "lienzo en blanco".

¿Cómo se traduce este término a la organización de eventos de cualquier tipo? Las instalaciones del hotel se convierten en una superficie sobre el que la empresa puede "pintar" y personalizar el espacio hasta allí donde quieran llegar. La versatilidad del Barceló Renacimiento ofrece un punto de partida aséptico, que no condiciona a la marca, y de este modo garante de ausencia de interferencias y distracciones en torno al que debe ser el protagonista. Permite a las empresas ‘hacer suyo’ el hotel, con el empaque que ofrece un establecimiento líder en el sector.

Espacios polivalentes llenos de luz natural
Las instalaciones del Barceló Renacimiento son espacios inundados por la luz natural, donde cualquier proyecto comercial o empresarial, como convenciones, presentaciones o congresos, pueden encontrar su localización a medida.

El hotel cuenta con 5.000m2 de superficie para reuniones distribuidas en 25 salas, incluyendo dos atrios con techos técnicos y el Centro de Convenciones Gran Sevilla con unas dimensiones que lo hacen absolutamente polivalente: 1.024m2, 6m de altura mínima, panelable en tres salas completamente independientes. Un espacio que permite adaptarse a la personalidad de cada empresa o institución, convirtiéndose en un magnífico emplazamiento donde poder llevar a cabo cualquier proyecto.

Además, hay 830m2 de zona acristalada, que garantizan luz natural y vistas al río Guadalquivir: perfecto para romper el punto de partida de eventos grises por el exceso de luz artificial.

Anuncio