SpainDMCs analiza los ERTES y otras medidas laborales para la gestión de la transición y salida de la crisis del COVID-19

Spain DMCs
Publicado
13/05/2020

La Asociación Española de DMC (SpainDMCs), ha celebrado una reunión virtual, que ha congregado a la totalidad de sus empresas asociadas, para analizar las medidas laborales para la gestión de la transición y salida de la crisis de COVID-19.

Participaron en el evento, Fernando Bazán, Socio Director de Deloitte Legal junto con Covadonga Roldán, Socia y Beatriz Prieto, Asociado Senior del mismo despacho de abogados.

En sus intervenciones, los directivos de Deloitte Legal analizaron las medidas laborales para la gestión de la transición y salida de la crisis del COVID-19, en especial el ERTE por causa de Fuerza Mayor y el ERTE ETOP por causa Económica, Técnica, Organizativa o de Producción que, en ambos casos, la prestación de desempleo con reposición de prestaciones (contador a cero) y la no exigencia del período de carencia se extiende solamente hasta el 30 de junio mientras que la prestación de desempleo para los fijos discontinuos se asegura hasta 31 de diciembre. 


En este punto se debatió ampliamente sobre el compromiso de mantenimiento del empleo con la prohibición de despedir por fuerza mayor o causas objetivas en el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad, (entendiendo por tal la reincorporación al trabajo efectivo de personas afectadas por el expediente, aun cuando ésta sea parcial o sólo afecte a parte de la plantilla), y las consecuencias del incumplimiento que se produce si el despido o extinción de los contratos de “cualquiera” de las personas afectadas por dichos expedientes que obligaría al reintegro de la totalidad del importe de las cotizaciones de cuyo pago resultaron exoneradas, con el recargo y los intereses de demora correspondientes.

En este punto se abrió un amplio y caluroso debate sobre las consecuencias reales de estas medidas para las empresas que realizan receptivo internacional para el segmento de reuniones, incentivos y eventos corporativos (MICE), que son los DMCs.

Esta actividad será, sin ninguna duda, una de las últimas actividades de la economía española que vuelva a tener operaciones, ya que, muy probablemente, no empezarán a poder facturar hasta el primer trimestre del 2021 y llevan sin facturar nada de nada desde el mes de Marzo.

Esto quiere decir que, si se mantiene el citado compromiso de mantenimiento de empleo y se confirma el criterio de que con solo despedir a uno de los empleados del ERTE, se tendrán que reintegrar la totalidad del importe de las cotizaciones de todos los empleados incluidos en el ERTE (también de los que no han sido despedidos), muchas de las empresas DMC serán inviables, abocándolas al Concurso de Acreedores y el despedido de todos sus empleados.

Esta situación, que si quien tiene y puede hacerlo no lo evita, claramente se llevaráican al receptivo internacional os corporativos (

pendientemente de queados, se tendrue realizan receptivo internacional para el por delante a muchas DMCs, también afectará muy negativamente a todos sus proveedores y colaboradores que probablemente sufrirán de una manera similar.

La conclusión es que SpainDMCs exige a los políticos españoles y en especial al Gobierno de España que no dejen caer un sector tan importante (España es uno de los destinos líderes mundiales en este segmento del turismo) que es uno de los que deja a nuestro país la mayor rentabilidad y trae a España unos visitantes que hacen sus gastos en el conjunto de nuestra economía (hoteles, restaurantes, taxis, monumentos, guías, comercio de todo tipo, etc.) y que, por su nivel cultural, son respetuosos con el entorno. Vamos que los países que son nuestros competidores estarán encantados de que nuestro Gobierno se olvide de nosotros).