Votadores para sensibilizar

Published
02/12/2008

Desde hace unos años, la compañía multinacional Groupama utiliza el sistema de votación interactiva para sensibilizar a los jóvenes estudiantes franceses en el aprendizaje previo a la conducción. Una iniciativa que se desarrolla en los institutos y que en los últimos cuatro años cuenta con el apoyo material de los votadores de PowerVote, adquiridos por Groupama Francia.

Aprender a conducir antes de la edad legal no tiene por qué ser un problema si se lleva a cabo de una manera pedagógica, tal y como vienen haciendo, desde hace lustros, miles de jóvenes franceses de entre 14 y 18 años. Tanto en el campo como en la ciudad, y a través de sendos programas de prevención, “10 de Conduite Jeune” y “10 de Conduite Rurale”, sobre el entorno automovilístico, promovido por Groupama con la participación de Renault SA, Total y la Gendarmería Nacional, en el primero de los casos, y por Claas, Total y las Compañías Republicanas de Seguridad en el segundo, los adolescentes franceses pueden aproximarse a la conducción de una manera más segura.

“10 de Conduite Jeune” es un programa que tiene como objetivos principales concienciar a los más jóvenes sobre cuáles son los principales peligros que existen en las carreteras, mostrarles las reglas fundamentales de circulación e iniciar a los alumnos de los centros escolares en cual es la manera correcta a la hora de ir al volante. Por su parte, “10 de Conduite Rurale” es un programa que tiene como objetivo enseñar a los más jóvenes a manejar en el medio rural los vehículos agrícolas de manera segura.

Los votadores como apoyo
El método de enseñanza de ambos programas ha sido concebido por Groupama y es actualizado de forma regular. El apoyo de votadores interactivos en esta formación permite, según Marc Lebotlan, responsable de Prevención de Groupama, “la animación en la parte teórica”.

Las salas donde se imparten las clases cuentan con un diaporama y videos de información sobre los temas a tratar: código de circulación, información jurídica y de seguros, así como de los diferentes riesgos en la conducción inducidos por el alcohol, la velocidad o las drogas.
Para valorar el conocimiento de los alumnos que participan en estos programas, se utilizan los votadores PowerVote. Instalados delante de una pantalla de vídeo, los jóvenes tienen entre 20 y 25 segundos para responder con el mando a las preguntas que se les van planteando y comprobar así cuál es su grado de conocimiento sobre las materias tratadas.

Al contrario de lo que sucede con otros grupos objetivos que utilizan estas herramientas interactivas para formarse, en el caso de los más jóvenes, la utilización de los votadores PowerVote para evaluar los conocimientos adquiridos es tomada con mucha naturalidad. La razón la explica así el responsable de prevención de Groupama: “al tratarse de un público adolescente habituado al uso de consolas, juegos y otro tipo de mandos, tienen buena acogida”. A su juicio, este sistema interactivo, a diferencia de otros métodos, resulta para los alumnos “más didáctico y menos ingrato”.

Ventajas
Asimismo, reconoce que una de las principales ventajas del sistema desarrollado por PowerVote radica en la facilidad de utilización que tiene esta herramienta una vez que se han dado las explicaciones pertinentes para su manejo. Pero no oculta que se trata de un material frágil al que hay que dedicar un especial celo en el mantenimiento y, sobre todo, “cuidado y atención por parte de los utilizadores”.

Desde hace casi un lustro, Groupama dispone de votadores interactivos para el desarrollo de los programas de conducción rural y joven. “Dimos con ellos a través de Internet, con la ayuda de nuestros compañeros del departamento de informática encargados del desarrollo de una herramienta de gestión para los dos programas”, recuerda Lebotlan.

Anuncio