Un team building con mucho compromiso para reforestar una zona devastada por el fuego

Published
19/11/2013

La semana pasada, un centenar de empleados de una multinacional del sector sanitario participó en esta actividad organizado por Exploramás para ayudar a recuperar parte de una zona quemada por el gran incendio de 2012 en la Costa del Sol.

En total, fueron unos 200 ejemplares de alcornoque y otras especies autóctonas las que se utilizaron en la repoblación forestal llevada a cabo en la zona de Entrerríos (Mijas).

Un centenar de personas, todas empleadas de una compañía internacional fabricante de productos sanitarios, realizó esta actividad sostenible organizada por la empresa de eventos y aventuras, Exploramás, en colaboración con la Delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Mijas.

"La acción de hoy es una más de las que llevamos a cabo en la Costa del Sol y forma parte de nuestro programa de RSC, Compromiso", explicó el director general de Exploramás, Manuel Araújo, acerca de una experiencia que se ha prolongado durante casi dos horas y que ha tenido un marcado carácter de team building.

La zona objeto de la reforestación fue una de las áreas afectadas por el incendio que arrasó más de 8.000 hectáreas de cinco municipios de la Costa del Sol en septiembre de 2012. "Hoy, hemos dado un paso más en la recuperación de este espacio verde, la zona baja de la Sierra de Alpujata, a través de esta acción que ha implicado a más de 100 personas de una multinacional".

Además de la repoblación vegetal de la zona, la actuación contribuye a reducir el riesgo de inundaciones por un posible desbordamiento del río Fuengirola.

El máximo responsable de Exploramás destaca la relación win-to-win que genera este tipo de iniciativas que organiza su empresa. En ella los participantes refuerzan sus lazos como grupo al vivir una experiencia de trabajo en equipo y, al mismo tiempo, aumentan su motivación al contribuir a mejorar un espacio natural afectado por una catástrofe. "La satisfacción personal de quienes participan es intensa y crea también un vínculo de cada uno con el destino y con la empresa que le permite vivir la experiencia", afirmó Araújo.

No se olvida tampoco del retorno que obtiene la compañía para la que trabajan los participantes. "La multinacional logra una mayor motivación de sus empleados y los hace partícipes también de su política de RSC".

Las acciones de reforestación son experiencias corporativas que Exploramás organiza con frecuencia para otras empresas. La actuación de mayor envergadura, en este sentido, tuvo lugar en septiembre de 2011, con una macrorreforestación en Los Enebrales (Punta Umbría) en la que participaron más de 1.000 empleados de una compañía electrónica.

Un team building con mucho compromiso para reforestar una zona devastada por el fuego