Trendwatchers: "los eventos estándar se merecen un no-show elevado"

Published
17/03/2013

Noticias de Eventbranche – En el próximo número de Trendmagazine, que sale a finales de marzo, seis trendwatchers ofrecen su mirada al futuro y hablan de sus expectativas. Aquí un pequeño avance de dos de ellos.

Jempi Moens de Fresh Forward indica que existe una creciente necesidad de experiencia y significado al asistir a un evento. El ciudadano/consumidor/participante en un evento se pregunta constantemente qué es lo que aporta a su vida personal o profesional. Los eventos han de aportar algo a nivel racional, intelectual o emocional. Ya no basta con juntar a un grupo de personas para un evento de networking clásico. Como profesional de los eventos es importante abordar este tema e informar a los participantes qué les aporta su asistencia al evento y cuál es el valor añadido.

Co-creación, personalización y no-show
Moens sigue: la co-creación y personalización ganan importancia. La generación Z (aquellas personas nacidas entre 1996 y el primer lustro de la década del 2000) ha crecido con la idea de que cada producto o servicio se puede adaptar a su gusto personal. La tendencia hacía la pequeña escala continúa, también en conceptos de restauración, donde el ambiente del salón de casa gana terreno. Además de la inclinación hacia el concepto de la intimidad familiar, también existe una necesidad de experiencias extremas. El camino medio ya no está de moda. El peor lugar para estar es en medio de la calle. Eventos estándares y congresos tradicionales reciben su merecido: un alto nivel de no-show o no presentados.

Otra tendencia, prevista por Farid Tabarki (Studio Zeitgeist), es que la crisis económica exige soluciones innovadoras y asequibles en la industria de las reuniones. La época en la que las empresas temían organizar eventos por miedo a la opinión pública (que ve los eventos como un despilfarro) ha terminado, pero los presupuestos para eventos no han aumentado. Las empresas quieren un rendimiento óptimo por menos dinero. En la industria de los eventos está calando la idea que no tiene sentido esperar a que lleguen mejores tiempos, lo que significa que es esencial adaptarse ahora al "nuevo normal" ofreciendo creatividad y soluciones innovadoras y asequibles, según Tabarki, trendwatcher del año.

Anuncio