¿Te apetece jugar?

Published
06/09/2012

La "gamification" o juegos que incluyas en tus próximas reuniones te podrán ayudar a ganar la confianza de los participantes.

¿Cuál es el activo más valioso de tu organización: los empleados, los clientes, la propiedad intelectual, el liderazgo, la marca? Creo que tu activo más valioso no es ninguno de los arriba mencionados. Tu as en la manga es algo más intangible, aunque inestimable: la atención de los empleados, clientes y participantes en reuniones.

Después de todo, para reclutar con éxito a un ejecutivo, vender un producto o celebrar una reunión, primero has de captar la atención de alguien. (¿No me crees? ¿Has llegado a esta sección de la revista sin pensar en comprobar tu correo electrónico, tomarte otro café o enviar un "tuit"?)

Captar –y mantener– la atención de un público es el santo grial de nuestro sector. Y cuando hayas captado la atención de las personas, estarán más centradas y capaces de aprender y probablemente tengan el "ancho de banda" mental y la voluntad social para colaborar y afrontar urgentes desafíos.

Entonces, ¿qué forma excepcionalmente poderosa hay para crear contenidos para una reunión que merezcan la atención de los participantes? Hay una "aplicación" para eso: un juego bien diseñado que sea afín a los objetivos de tu reunión.

Los juegos participativos, al igual que las reuniones, nos enseñan que estamos todos conectados; y en la jerga de esta publicación, que somos todos One+. Es poco inteligente y peligroso actuar solo, jugar al "solitario", el pensar del estilo "nosotros" en contra de "ellos". Las reuniones más exitosas son grupos de reflexión ("mentes colmena") en los que se abordan los desafíos de la organización.

Las reuniones triunfan por los mismos motivos que los juegos llamativos estratégicamente diseñados para reuniones que despierten y mantengan nuestro interés. Los juegos, como los negocios, implican:

  • Ganar y aumentar los activos
  • Construir colectivamente algo significativo
  • Resolver problemas en un entorno en el que se democratizan los conocimientos
  • Mejorar los procesos continuamente

He aquí siete puntos que justifican el uso de juegos en tus eventos para satisfacer las necesidades tanto del hemisferio izquierdo como del derecho de los participantes, además de ganar la confianza de la dirección. Después de todo, la integración de los juegos en las reuniones enseña el trabajo en equipo, la colaboración y el competir para el bien de todos. Y lo midas cómo lo midas, es un triunfo épico. Algunos juegos pueden parecer algo frívolos; como payasos en una reunión de la GSA. No obstante, cuando profundizas y planificas efectivamente, puedes conseguir que los juegos puntúen alto en tus reuniones.

Siete factores para la efectiva integración de los juegos en tus reuniones

1.- Pregunta por qué. John Chen, CEO de Geoteaming, empresa radicada en Seattle (Washington), cree que lo primero que hay que hacer es preguntarse lo siguiente: ¿por qué vamos a incluir un juego en nuestro evento?, ¿qué resultados queremos obtener?, y ¿qué desafíos queremos resolver? Si te haces estas preguntas, es probable que el juego sea entretenido, pero ni conseguirás un alto nivel de atención ni obtendrás resultados. Elizabeth Henderson, estratega en jefe de sostenibilidad de la consultaría Meeting Change, respalda los comentarios de Chen, añadiendo que el jugar por jugar no es muy interesante. Más bien, los participantes participarán y prestarán atención a los juegos si éstos abordan lo que más quieren hacer: aprender, competir, colaborar o resolver problemas. Las campanas, los silbatos y las etiquetas están bien, pero has de procurar que toques una fibra sensible y más intrínseca en los participantes.

2.- Lo pequeño puede ser grande. El "Día para dar el máximo": un recaudador de fondos de Washington triunfó porque introdujo la "gamification" como manera de impulsar los donativos individuales y la participación al conseguir que un mayor número de personas donara pequeñas cantidades, en vez de un número reducido de personas donando grandes cantidades. Aplicándolo a las reuniones, ¿cómo puedes implicar a un número mucho mayor de participantes, que "asisten" a tu reunión de forma virtual y son capaces de competir, compartir y/o colaborar a través de un juego, para que luego paguen para asistir en persona la próxima vez?

3.- Identifica cómo los participantes quieren participar. Henderson explica que has de conocer las preferencias del público en cuanto a su participación. Es probable que los participantes mayores de 50 años no se sientan motivados a enviar un "tuit" para competir y, de hecho, esto les distraerá y no prestarán atención. ¿En qué categorías comunes de juego encajan los participantes? ¿Socializador, triunfador, asesino o explorador? También es importante notar que no todo el mundo se siente motivado por la competencia.

4.- Haz que los premios sean relevantes. Un iPad no es siempre la mejor opción, según Russell Brumfield, CEO de Wizard Event Technologies. Puesto que ganar un premio aumenta el estatus, hay que planificar en consecuencia. Si has invitado a un ponente de primera fila, a los participantes les motivará más ganar el juego si el premio es la oportunidad de conocerle en persona, en lugar de un PC.

5.- Un medio, no un fin. Según Gabe Zichermann, presidente de la Cumbre y los Talleres sobre Gamification, hay que realizar una inversión a largo plazo. La gamification es el camino, no el destino. También recalca que hay que conocer los parámetros de medición: lo que se intenta conseguir específicamente –medible– y cómo se diseña el juego para alcanzar esta meta.

6.- Diseña un plan integral. A la hora de diseñar un plan de juegos estratégicos, hay que hacerlo pensando en el resultado, anotando claramente los objetivos, convenciendo a la dirección e integrando las metas de la reunión, el perfil del público y las acciones en los medios sociales. Además, para captar la atención de los jugadores, el juego ha de asimilar la narrativa global que quieres que relate la reunión. ¿Refuerza y consolida el juego tu relato y los objetivos de la reunión? ¿Pueden las personas modificarlos? O ¿es el juego un intento obligatorio y desfasado de cumplir con lo mínimo?

7.- No te enfades. Zichermann añade que no es necesario copiar un juego popular para tener éxito. Es decir, no es necesario diseñar una especie "Pájaros furiosos para profesionales de asociaciones" para captar y mantener la atención de los asistentes.

En su fascinante libro titulado Now You See It –con muchas aplicaciones para los juegos y las reuniones–, la autora Cathy Davidson escribe: "Por medio de los juegos –en los que la necesidad de saber centra nuestra atención, motiva nuestra búsqueda de aptitudes y conocimientos, y nos cuenta cómo utilizarlos– desarrollamos la confianza para no sentirnos desvalidos, sino ganadores talentosos, aptos y competentes".

¡BINGO!

Entonces, ¿sigues sin enterarte de lo importante que son los juegos para las reuniones? One+

Anuncio