Los dueños del Selenza de Estepona presenta la mejor oferta para convertir el Palacio Miramar de Málaga en un hotel de lujo

Published
09/11/2007

Los dueños del Selenza de Estepona, Rayet Hoteles, han presentado la mejor oferta para hacerse durante los próximos 30 años con la gestión del Palacio Miramar de Málaga, hasta el próximo mes de enero sede de la Audiencia Provincial de Málaga. Las ofertas presentadas por las cinco entidades que optan por dirigir el establecimiento oscilan entre los 23 millones de euros de Rayet Hoteles y los 18 millones, precio base de la licitación.

La gestión del nuevo hotel se adjudicará a mediados de diciembre, después de que la mesa de contratación haya valorado las ofertas, aplicando un baremo que tendrá en cuenta la proposición económica, la oferta de servicios complementarios al uso propiamente hotelero, la solvencia económica y el plan financiero.

Sobre el Hotel Selenza de Estepona
Ubicado en la nueva “Milla de Oro” de la Costa del Sol, entre Marbella y Estepona, a 500m de la playa, el hotel cuenta con 88 habitaciones y suites y 21 lujosas villas de dos o tres dormitorios en las que predomina el diseño moderno y funcional.

El hotel dispone de instalaciones exclusivas para la celebración de todo tipo de eventos, sean incentivos, presentaciones de producto, convenciones, reuniones de trabajo, cenas de gala, congresos, cócteles, exposiciones, conferencias, comidas de empresa, bodas o seminarios.

La sala principal de 130m2 se puede dividir en dos salas totalmente insonorizadas, con luz natural y acceso directo a dos amplias terrazas con vistas al Mediterráneo y, al igual que las demás salas, dispone de tecnología audiovisual de última generación, líneas de conexión ADSL, Wi-Fi, servicio de secretariado y traducción simultánea. Las capacidades de las salas van desde despachos de dos a ocho personas hasta 120 personas en la más amplia.

Con 2.000m2 de instalaciones, el Selenza Thalasso & Spa ofrece una amplia selección de tratamientos, incluyendo talasoterapia, con agua que llega directamente del Mediterráneo sin tratar ni almacenar, faciales, masajes y tratamiento corporales.

La oferta gastronómica del restaurante y terraza Dulcamara destaca por la creatividad de su cocina de autor, que combina sabores Mediterráneos y regionales, y por sus menús dietéticos personalizados como complemento de los tratamientos y programas de salud.

La Costa de Sol reúne las mejores condiciones para la práctica de deportes. Además de un gran número de campos de golf y varios puertos deportivos, hay una amplia y variada oferta de actividades de ocio, tal como la hípica, el senderismo, el tenis, el paintball o las rutas en 4x4, además de visitas culturales y excursiones a los pueblos de la zona.

Anuncio