Las seis ces del éxito sostenible

Published
12/05/2013

Cómo sentar las bases para estructurar los programas RSC que forman parte de un evento.

Los profesionales de la industria de los eventos están condicionados a organizar programas de responsabilidad social corporativa (RSC) utilizando el familiar "triple balance" o acaso las nueve categorías APEX por su impacto en la energía, los residuos y el agua. No obstante hay otras maneras de desentrañar la complejidad de la RSC.

Exploremos las seis "ces" basadas en la norma orientativa ISO 26000, que tienen en cuenta tanto las expectativas de las partes interesadas como las leyes y disposiciones aplicables.

La comunicación proporciona información y transparencia. Deferirá en función de si el público es interno o externo; según el soporte elegido, como los medios sociales o los materiales impresos; y según los objetivos del evento, tales como la reducción de residuos o un cambio en la conducta de los participantes.

También cabe la posibilidad de que las partes interesadas consideren las comunicaciones como objetivo primario; una situación conocida como el "greenwashing" (término anglosajón que se refiere a la práctica de realizar afirmaciones sin fundamentar o engañosas, sobre los beneficios medioambientales de un producto, servicio o tecnología). Según la edición de primavera de 2013 del MITSloan Management Review, esto puede tener un "efecto boomerang" en las organizaciones, logrando justo lo contrario de lo que esperaban.

La colaboración es esencial para el éxito de la RSC a través de eventos comunitarios. Los profesionales de la industria de los eventos necesitan esforzarse para escuchar de veras a la gente de la comunidad para conocer sus necesidades. El resultado podría describirse, según señalaron en su artículo Bowen, Newenham-Kahindi y Herremans, como la diferencia entre la RSC transaccional y la RSC transicional o transformacional más centrada en las partes interesadas.

Esto evoca el espectro de otra "ce": el cumplimiento. Por poner un ejemplo, una corporación que patrocina una organización benéfica local, que por casualidad es la preferida de un funcionario local, podría crear la impresión de que haya mediado algún tipo de soborno con el objetivo de obtener una ventaja comercial. Antes de planificar eventos de RSC en el extranjero, por lo tanto, los profesionales de la industria de los eventos no deben colaborar internamente para asegurarse de que no estén incumpliendo ley alguna.

El contexto determinará cómo tus políticas, metas y objetivos de RSC interactúen específicamente con la comunidad local. Ningún programa de RSC integrado en un evento ocurre en un vacío. El contexto local proporciona a determinadas partes interesadas información sobre problemas específicos del lugar (por ejemplo, la imposibilidad de reciclar residuos por medio del compostaje, la falta de agua en la región o cuestiones referentes a los derechos humanos).

El compromiso de la dirección es esencial. Los mensajes que transmite la dirección de una organización constituyen un componente importante de los sistemas de gestión, como el ISO 20121, y las estructuras de información. Si te has comprometido a presentar informes y a utilizar marcos como el Pacto Mundial de Naciones Unidas, asegúrate de que tu proceso de toma de decisiones refleje dichos compromisos.

El comentario "la cultura se zampa al proceso " se repetía tan a menudo en el programa de máster que cursé recientemente que empecé a prestar más atención, hasta que llegué a la conclusión de que era cierto. Si la cultura de tu organización, según las pautas que marca la dirección (tanto vía sus mensajes como a través de sus acciones), no apoya la RSC y los procesos de apoyo, entonces tus esfuerzos serán tachados inevitablemente de "greenwashing".

Estas seis "ces" crean una especie de árbol de decisión para los profesionales de la industria de los eventos. Las decisiones dependen del tipo de organización para la que creas el evento; leyes y políticas existentes; las partes interesadas; la localización; la cultura, las metas y los objetivos de tu organización; y, por último, el contexto específico del lugar donde se celebra el evento. No sustituyen el concepto del "triple balance", ni quitan importancia a los estándares. One+

Anuncio