La baja ocupación de los hoteles de cinco estrellas exige medidas drásticas

Published
27/08/2009

Según Smith Travel Research, la ocupación de hoteles de lujo ha bajado globalmente al 57% para el período de enero a junio de 2009, frente al 71% registrado para el mismo período de 2008, una caída vertical que exige soluciones drásticas.

Con la recesión disuadiendo a los turistas de viajar y obligando a las empresas a reducir el presupuesto de viajes, los hoteles de cinco estrellas están implementando medidas drásticas para intentar generar negocio en un mercado muy deprimido. Como primera medida, los hoteles suelen ofrecer tarifas reducidas, y los expertos del sector prevén más rebajas en septiembre. Aunque opinan que será la última gran bajada de precios, mucho hoteles pronostican que las tarifas medias diarias experimentarán otra caída del 1% en 2010, debido al exceso de oferta de hoteles de lujo.

La bajada de tarifas tendrá, no obstante, algunos efectos secundarios no deseados, como recortes en los servicios y las comodidades, incluyendo regalos de bienvenida, servicio de habitaciones de 24 horas, periódicos complementarios, etc., mientras que los operadores luchan por reducir costes.

Algunas de las principales marcas, como Starwood, planean permitir que algunos de sus establecimientos reduzcan sus servicios –y el número de estrellas– hasta que la economía empiece a dar señales de recuperación, mientras las cadenas Hilton e Intercontinental ya han bajado la categoría de algunos de sus establecimientos de lujo.

Anuncio