Informe Turespaña 2009: el turismo de congresos mantiene el tipo pese a la crisis

Published
28/01/2011

El turismo de reuniones no tuvo un buen año en 2009, como era de esperar, pero logró salvar el peor ejercicio de la crisis con unos resultados que apuntan al optimismo.

Según los datos del informe de Turespaña, con la colaboración del Spain Convention Bureau (SCB), en España hubo 22.266 reuniones y el número de participantes estuvo cerca de los 3,5 millones de personas. Los participantes y acompañantes en estos eventos gastaron una cifra total de casi 4.000 millones de euros.

El SCB, la sección de la FEMP que agrupa a 49 ciudades que son destinos de congresos, constituye una de las fuentes principales de información para la elaboración de este informe que ha realizado por décimo año consecutivo el Instituto de Turismo sobre medición de la actividad de reuniones congresuales y otros eventos similares en nuestro país.

En 2009, según los datos del estudio, se celebraron 22.266 reuniones, incluyendo congresos, convenciones y jornadas, 2.641 menos que en 2008. Este dato es el más bajo desde 2006 pero sigue siendo superior a los años 2005, 2004, 2003 y 2002, año éste de inicio del estudio. En estos años la media de reuniones fue de 18.595.

En cuanto al número de participantes, el trabajo muestra la presencia de 3.464.241 de personas, 643.570 menos que en 2008. Otra vez, esta cifra es la peor desde 2006, pero está por encima de los primeros años, entre 2002 y 2005, en los que la media fue de 3.045.516 personas

Tipo de reuniones
El mayor descenso en número de reuniones se produce en la modalidad de congresos, que pasa de 4.536 en 2008 a 3.091 en 2009, aunque es el tipo de reunión que más participantes recibe (33,8%). El descenso en el numero de delegados es más suave que el del numero de congresos lo que supone que 2009 sea el año con el máximo ratio participante /congreso, alcanzando un cifra media de 379,09 personas.

El número de convenciones descendió muy levemente, pasando de 6.824 a 6.793, la cuarta mejor cifra desde el año 2002. En este caso, sin embargo, el número de participantes sí bajó de forma considerable, con respecto a 2008, de 1.034.761 a 801.151. También disminuyeron las jornadas celebradas, hasta las 12.382 en 2009, con un número de participantes que pasó de 1.666.030 a 1.491.377.

España, destino internacional preferente
Uno de los datos más destacado del estudio pone de manifiesto que, pese a los resultados negativos derivados de la crisis, España sigue siendo uno de los destinos preferentes del turismo de congresos para las personas que vienen de otros países.

Así, en el plano internacional, 2009 ofrece la tercera mejor cifra en número de reuniones (4.017) y en número de participantes (1.001.614) desde 2002. Además, las diferencias con respecto a los tres años precedentes son mínimas, lo que indica que el mercado internacional sigue considerando a nuestro país como un buen destino para llevar a cabo esta actividad.

Es el ámbito nacional y regional donde las circunstancias económicas adversas han dejado sentir sus efectos. En el primero, las reuniones descendieron desde las 11.117 en 2008 hasta 8.265 en 2009, y los participantes de casi 2 millones a 1,4 millones. En el segundo caso, los datos son mejores, puesto que las reuniones de carácter regional llegaron a 9.984, el segundo mejor año desde que comenzó a realizarse el estudio, con un número de participantes que superó el millón.

Procedencia de los participantes
El 77,3% de los participantes en las reuniones celebradas en España, durante el 2009, fueron españoles. Pese al descenso del turismo internacional, que pasó del 27,3% al 22,7%, este año es el segundo mejor en cuanto a la participación de turistas extranjeros, desde que se realiza el estudio.

Los turistas internacionales provienen, principalmente, en un 26,8% de Gran Bretaña, en un 19,6% de Alemania, en un 19,4% de Portugal, en un 13,5% de Francia y en un 9,5% de Estados Unidos.

Oferta muy bien valorada
2009 es el año con la mejor valoración de los principales elementos de la oferta del turismo congresual en España. Los resultados del estudio ponen de manifiesto el aumento del grado de profesionalización en todos los aspectos que intervienen en la organización de las reuniones, así como el aumento de la calidad de los servicios.

Por poner algunos ejemplos, los turistas de fuera de nuestras fronteras conceden una buena valoración del alojamiento hotelero, un 7,98 sobre una escala del 0 al 10. La valoración general de la sede supera el 8 de nota, como ocurre con las instalaciones o los servicios (personal, traducción o restauración).

De los todos los aspectos considerados respecto a la organización de la reunión, siete de ellos están valorados por encima de los ocho puntos, como la organización global (8,42), el proceso de inscripción (8,39), el programa científico (8,34), el programa social (8,17), el programa de acompañantes (8,10), el marketing (8,09) o la documentación facilitada a los participantes
(8,08). Por debajo de los ocho puntos sólo se sitúa la información turística (7,86).

Los autores del informe subrayan las magníficas valoraciones respecto a la organización global y al programa científico, con el fin de convertirlos en fortalezas de la oferta y darles un tratamiento adecuado a esta consideración en la promoción en los mercados de origen.

Gasto medio
Los participantes en reuniones y sus acompañantes se gastaron en 2009 una cantidad de 3.976 millones de euros, de los cuales 2.408 millones correspondieron a turistas nacionales, 1.313 millones a turistas internacionales y 254 millones a participantes locales.

La media del gasto diario de los asistentes a las reuniones durante ese año fue de 83,13 euros. En este concepto quedan excluidos los costes de la inscripción, del viaje y del alojamiento. Es la media de gasto más baja de los últimos seis años y, aun considerando el importe del 2007 como excepcional, supone una cierta inflexión.

La cantidad de 83,13 euros se distribuye en un 50,05% en alimentación, en un 17,72% en compras, en un 17,31% en transporte interno y en un 13,72% en ocio y entretenimiento. Lo más destacable, respecto al comportamiento del gasto diario, respecto a 2008, es el aumento del gasto destinado a la alimentación y al transporte interno en detrimento, relativo, del gasto en compras y en ocio.

El coste medio de la inscripción en una reunión se sitúa en los 405,73 euros, unos 53,21euros menos a la media estimada del año 2008. La inscripción en congresos costó una media de 408 euros, la de las convenciones fue más cara, 762 euros, y la de las jornadas más barata, unos 158 euros.

El coste medio del viaje hasta la ciudad donde se celebró la reunión fue de 250,54 euros. La dispersión también en este caso es elevada y lógica, puesto que el origen del participante es muy diverso, contemplándose desde participantes locales, hasta participantes internacionales. El coste medio del viaje es superior en las convenciones (339,26 euros), que en los congresos (274,67) y que en las jornadas (154,26).

En lo que respecta al alojamiento, el coste medio diario, fue de 113,72 euros, prácticamente igual que en 2008 (113,53 euros).

Anuncio