¿Ha pasado el peligro?

Published
25/10/2012

Cómo los países europeos con problemas económicos pueden ser ventajosos para el sector de congresos y reuniones estadounidense.

"La crisis crediticia española", "Los problemas de Grecia con el euro", "Los desafíos que afronta el núcleo económico de Europa". Éstos son sólo algunos de los titulares recientes después de la caída del euro frente al dólar debido al creciente temor en cuanto a Grecia y España. Deprimente, desde luego, pero ¿podría representar una oportunidad para los organizadores de reuniones estadounidenses para regresar a algunos destinos europeos?

Por supuesto.

"Para los organizadores es un buen momento para considerar la posibilidad de regresar a Europa", comentó Gregorio Palomino, CEP, CTA, CWP, director creativo de la división de reuniones, incentivos y viajes corporativos de CRE8AD8 LLC, empresa radicada en Texas. "El actual mercado beneficia a los compradores, puesto que podemos sacar provecho del tipo de cambio. Además, muchos países y ciudades ofrecen incentivos fiscales… Actualmente se puede organizar una reunión o evento completo en muchos destinos por hasta un 20% menos que antes de la crisis".

Los organizadores estadounidenses encuentran gangas sobre todo en Irlanda, España, Portugal y Chipre, pero algunos afirman que la situación es similar en toda Europa.

"Cualquier sitio en Europa que tenga una gran capacidad hotelera estará dispuesto a negociar", afirmó Jeff Broudy, vicepresidente ejecutivo de United Incentives.

La recesión en Europa "nos ha permitido incluir más contenidos en los programas o alquilar espacios que antes no nos podríamos permitir", según Jodi Swailes, comprador senior-especialista geográfico de ITA Group.

Mary Ann Willingham, directora de reuniones e incentivos de Travel Leaders Corporate (Coral Gable, Florida), considera que Italia, Francia e incluso Suiza, país que no pertenece a la Eurozona, están más abiertos que antes a la negociación. En el caso de grupos pequeños, los hoteles están dispuestos a incluir algunos upgrades, y los DMCs a negociar algunos aspectos con grupos grandes, sobre todo en lo tocante a traslados y guías, dice.

Los organizadores "se están dando cuenta de que pueden comprar una experiencia de cinco estrellas en Venecia o Marbella por menos que cuesta una de cuatro estrellas en Orlando o Chicago", puntualizó Palomino. "Los billetes de avión, sin embargo, siguen siendo un problema debido al menor número de frecuencias y unos precios más altos. Pero no se debe pasar por alto la posibilidad de tomar el tren o un autocar desde un aeropuerto principal para llegar al destino final".

Nuevos destinos y Chipre
Puesto que las empresas estadounidenses siguen controlando sus presupuestos, llevan sus grupos a zonas periféricas como Borgoña o Provenza, por ejemplo, en lugar de París, según Jim Schultenover, presidente y director general de Krisam Group/Global Events Partners. Dice que fuera de la capital es más fácil negociar con los espacios que no se ubican en el mismo hotel.

"Se debe negociar con los establecimientos locales; los hoteles y centros de convenciones no son los únicos lugares que sirven comida y bebida", coincidió Palomino. "Los negocios locales también necesitan ayuda y ¡es probable que la comida esté mucha más sabrosa también!"

Saira Banu Kianes, CMP, presidenta de Banu Event Solutions & Training, organizó recientemente una reunión en Sitges, ciudad costera a unos 30km de Barcelona, por su singularidad, su comodidad y la diferencia de precios.

"El Hotel Dolce Sitges dispone de unos espacios maravillosos para varios tipos de grupos y es tan propicio para la formación, con espléndidas vistas y confortables habitaciones", dijo Kianes. "El hotel fue mucho más barato que uno similar de Barcelona o Madrid e incluía desayuno y Wi-Fi gratuitos".

Un país que se suele pasar por alto es Chipre, pero eso ya está cambiando, según Tasoula Manaridis, directora del patronato de turismo de la isla.

"No solo desde el punto de vista de precios, sino también porque los clientes de los organizadores estadounidenses buscan destinos nuevos, emocionantes y exóticos donde celebrar sus reuniones", explicó Manaridis.

Y hay gangas. Para atraer a clientes que buscan una alternativa a Grecia, los hoteles de Chipre están dispuestos a negociar, según Manaridis.

"Además, si los organizadores eligen a Chipre durante la temporada intermedia, pueden ahorrarse aún más dinero", puntualizó Manaridis. Hay hoteles que ofrecen descuentos de hasta el 50% de noviembre a marzo".

Chipre no deja de mejorar sus productos turísticos y modernizó recientemente el puerto de Limassol. Además de construir carreteras y más campos de golf, Chipre ofrece a organizadores la oportunidad de utilizar yacimientos arqueológicos para actos.

Andreas Christodoulides, director gerente del InterContinental Aphrodite Hills Resort Hotel, arguye que la crisis económica de Chipre no es la misma que en otros países.

"Para adaptarnos al panorama económico global reinante pedimos a todas las empresas, agencias MICE y organizadores de conferencias que nos diga cuál es el presupuesto para su grupo y adaptaremos nuestros precios y ofertas de valor añadido en consecuencia", dijo Christodoulides.

¿Qué hay de Grecia?
Desgraciadamente es mucho más difícil convencer a los clientes para que escojan Grecia como destino", admitió Broudy. "Los disturbios civiles han sido ampliamente documentados y el colapso de los servicios municipales limita su atractivo".

Aristides Tsaldaris, presidente y director general de Horizon Travel, un DMC radicado en Atenas, lo comprende.

"Un director general ha de justificar la elección de un destino determinado ante la junta directiva", explicó Tsaldaris. "Debida a la competencia hay muchas ofertas de última hora y los hoteles ahora garantizan los precios en dólares americanos hasta finales de 2015. No hay sorpresas".

Sin embargo, los hoteles griegos no regalan nada.

"Siguen cobrando por el uso de salas de subcomisión", dijo. Y Tsaldaris sigue siendo optimista: "Creo que después de las elecciones griegas (el pasado junio), la situación empezará a estabilizarse. En IMEX Frankfurt, los organizadores solicitaban información sobre Grecia como posible destino para reuniones en 2014 y 2015".

"Además, solo han pasado ocho años desde que Atenas se engalanara para las Olimpiadas. Hay puertos deportivos nuevos", prosiguió. "Se renovaron todos los hoteles. Ahora que Atenas tiene un nuevo alcalde, algunos monumentos de accesos restringido ya se pueden utilizar para celebrar actos varios". One+

Los inconvenientes de una economía deprimida
Algunos profesionales del sector compartieron sus opiniones con One+ sobre los inconvenientes de organizar una reunión o evento en un destino azotado por la crisis económica.

Karla Darnall, propietaria de Strategy Association & Event Management, opinó que el único problema que veía con elegir un país con una economía deprimida como destino es que es posible que los escaparates de las tiendas estén protegidos por tablas o éstas estén cerradas.

"Resta algo del efecto impacto, pero cuando organizo un evento en un país nuevo, quiero que los participantes lo experimenten desde los monumentos hasta la gente, pasando por la economía".

La mayoría de los organizadores reconocen que la oleada de malas noticias de Europa tiene un impacto negativo sobre los programas.

"Hoy en día, el mayor problema que afrontan estos países son los medios y lo que ven los participantes en las noticias", señala John Swailes, comprador en jefe de ITA Group. "Por poner un ejemplo, si vieran lo que está pasando en Grecia, no podríamos organizar un programa en el país. O, los participantes potenciales llamarían a los ejecutivos para expresar sus preocupaciones en cuanto al destino. Abundan las percepciones equivocadas".

A Gregorio Palomino, director creativo de CRE8AD8, le preocupa la tasa de criminalidad en los países con problemas económicos.

"A perro flaco, todo son pulgas", admitió Palomino. "Es una desgracia, pero es la verdad. Esto no quiere decir que esté por doquier, y los medios sólo informan sobre lo que les interesa. Es mejor investigar un poco y solicitar unos informes sobre la tasa de criminalidad sólo para verificar la seguridad del destino. También hay que pedir ayuda al destino. Si quieren hacer negocios contigo y conseguir que vuelvas una segunda vez, ¡lo menos que pueden hacer es proteger su inversión!"

"Como siempre, hay que comprobar la infraestructura. Si había buenas infraestructuras antes, es probable que sigan siéndolo en el futuro", opinó Jim Schultenover, presidente y director general de Krisam Group/Global Events Partners. "Es importante conocer la situación política. ¿Va a haber protestas? Comprueba los avisos de las embajadas estadounidenses".

"Nos tiene que preocupar la calidad del producto", señaló Lynda Baum, presidenta de Exclusive Destinations. "Si el hotel en cuestión no ha podido invertir en reformas, habrá un problema de calidad".

Añadió que el sector de congresos y reuniones tiene la responsabilidad de ayudar a estos destinos en apuros: "Es bueno apoyar a estos países ahora, y si puedes negociar, miel sobre hojuelas".

Sin embargo, no todos los proveedores están dispuestos a negociar.

"Recientemente, hemos recibido más que nada ofertas de puntos/millas de Europa como forma de compensación y agradecimiento", dijo Palomino. "Desde el punto de vista empresarial, negociaré lo que sea fácil obtener. Normalmente son puntos o millas. No habrá incentivos monetarios para los organizadores en algún tiempo o, al menos, hasta que se recupere la economía europea".

Irlanda
Padraic Gilligan, director gerente de MCI Group en Dublín, enumeró tres buenas razones para elegir Irlanda como destino: el tipo de cambio entre el dólar y el euro no ha sido tan ventajoso en años, los precios de los hoteles se encuentran entre los más bajos de Europa y la "calidad de la infraestructura hotelera es inigualable".

Jodi Swailes, comprador senior-especialista geográfico de ITA Group, empresa radicada en Des Moines (Iowa), organiza reuniones y eventos para los sectores farmacéutico, del automóvil, de las aseguradoras, financiero y de las ventas directas, dijo que la mayoría de sus clientes que viajan a Europa elige Irlanda, con Portugal siguiéndole de cerca en segundo lugar.

"En Irlanda, los DMCs y hoteles están realzando sus programas en gran medida", reconoció Swailes. "Hemos obtenido descuentos en alojamiento y alimentación, habitaciones de categoría superior y salas de reuniones gratuitas. Normalmente, nos cobrarían por un salón u oficina de hospitalidad, lo que supondría una gran mera presupuestaria".

Con traslados baratos y el desayuno incluido, "podemos organizar un programa de cinco noches en Irlanda por menos dinero que en la ciudad de Nueva York o California". Además, el IVA es reembolsable.

Anuncio