Fuerte Miramar abre sus puertas con nueva imagen estrenando filosofía como hotel enfocado al público adulto

Published
12/04/2015

Tras cinco meses de rediseño integral, este complejo hotelero ubicado en primera línea de playa en el centro de Marbella, recibió el pasado 10 de abril a sus primeros huéspedes.

El pasado 10 de abril el Fuerte Miramar reabrió sus puertas de cara a la temporada alta del sector turístico tras cinco meses de reformas y una inversión de seis millones de euros. Lo hace con una renovada imagen arquitectónica y decorativa bajo el nuevo concepto Amàre Club diseñado para ofrecer servicios exclusivos a un exigente sector vacacional adulto de parejas, singles y grupos que buscan desconectar, relajarse y divertirse junto al mar en pleno centro de Marbella. Este nuevo concepto supone la creación de espacios únicos que "hace difícil distinguir donde termina el hotel y donde empieza la playa", en palabras de José Luque, director general de Fuerte Hoteles.

Amàre Club supone la creación de un recinto de confort compuesto por tres espacios modernos Amàre Lounge, Amàre Beach y Amàre Pool que combinan piscina, solárium, lounge, restaurante de playa, y una amplia zona de camas y balinesas, donde la música siempre está presente junto a la oferta gastronómica, para ofrecer un conjunto de servicios de alta gama diseñados para el relax, el placer y la diversión en un ambiente selecto y contemporáneo.

Inspirado en este concepto, la fachada del hotel ha adaptado un diseño vanguardista y la iluminación exterior ha incorporado LEDs tanto en el vuelo de la fachada como en la torre de la cara frontal. Las habitaciones existentes se han redecorado y se han creado 10 totalmente nuevas, así como se han renovado las zonas comunes apostando por espacios más diáfanos y servicios al aire libre, como la colocación de cristal en las barandillas de las terrazas con el objetivo de que los clientes disfruten al máximo de sus vistas al mar. Una panorámica hacia el Mediterráneo que comparten con el Belvue Rooftop Bar en la azotea del edificio, el primero en el centro marbellí. La inversión se completa con un nuevo lobby, el restaurante Mare Nostrum con una amplia terraza al aire libre, la puesta en marcha del Spa de la marca Germaine de Capuccini, y el gimnasio Gym by Techogym.

Fuerte Hoteles apuesta así por el público adulto uniéndose a la tendencia en auge del sector turístico que busca diferenciarse con la especialización en el segmento cada vez más exigente de las parejas, singles y grupos, generalmente mayores de 30 años con hijos mayores o sin hijos, que quieren disfrutar de una escapada de tranquilidad y exclusividad para desconectar del día a día. Estos establecimientos recomendados para adultos generan valor añadido y mejoran la oferta del destino siguiendo de esta manera la línea de Fuerte Hoteles de apostar por el turismo responsable, fomentando la marca Marbella y dinamizando el turismo y el comercio local.

El Fuerte Miramar

Anuncio