El rescate bancario: ¿la luz al final del túnel para el sector español de congresos y reuniones?

Published
14/06/2012

Al menos por el momento, la promesa de un préstamo de 100€ mil millones para recapitalizar el atribulado sistema bancario del país, no ha calmado las aguas procelosas ni en España ni tampoco, dicho sea de paso, en la Eurozona.

Desde su anuncio el pasado sábado, día 10 de junio, por el Ministro de Economía y Competitividad de España, Luis de Guindos, después de la reunión del Eurogrupo celebrada el mismo día, la decisión de prestar al Estado español 100€ mil millones para reestructurar y recapitalizar el sistema bancario –especialmente las cajas de ahorro del país– no parece haber surtido efecto alguno, ya que la prima de riesgo española, después de una tímida recuperación, ha vuelto a sobrepasar la barrera de los 500 puntos, con Italia pisándole los talones.

Desde que se hiciera el anuncio hace seis días, han corrido ríos de tinta sobre las ventajas y desventajas del rescate bancario para España, con un énfasis especial en el daño que un plan de rescate –o préstamo– de esta índole puede hacer a la marca país. Esto es especialmente preocupante en un país que, a pesar de los esfuerzos que se han hecho en los últimos 30 años para diversificar la economía, sigue dependiendo en gran medida de los ingresos procedentes del turismo. Basándose en las últimas estadísticas del aeropuerto de Heathrow (Londres), un medio online especializado en el sector turístico ha llegado incluso a sugerir que los turistas británicos estén evitando los países mediterráneos de la Eurozona –entre los que desgraciadamente se encuentra España– debido a las turbulencias financieras y económicas en las que están envueltos; eso, sí, obviando el hecho de que la mayoría de los viajeros que eligen estos destinos utilizan los vuelos chárter o las aerolíneas de bajo coste que salen de otros aeropuertos del Reino Unido.

Evidentemente, cuando se contempla desde lejos, parece que la impresión general es que el país está en las últimas. Cierto es que la tasa de desempleo en España es horrenda, pero se tiende a olvidar que el mercado laboral del país, junto con su tasa de desempleo, siempre ha sido su talón de Aquiles, incluso en los tiempos de vacas gordas. No obstante, lo cierto es que España no está a punto de caer en la más total anarquía; la vida sigue para los españoles, aunque con presupuestos mucho más ajustados. Como no se ha cansado de decir el Gobierno, "España no es Grecia". Ni hay huelgas salvajes durante días; ni batallas campales en las calles de la capital o, dicho sea de paso, en ningún otro lugar (exceptuando en la cuenca minera de Asturias, pero los mineros, sea cual sea su nacionalidad, siempre se han destacado por su especial beligerancia); ni ha habido un repentino repunte de la tasa de delincuencia…

Pero obviamente hay un problema, porque como mencionó Mercedes García, directora adjunta del Barcelona Convention Bureau, durante el MPI Day –que tuvo lugar el pasado 5 de junio en el Museo de Carmen Thyssen de Málaga– algunos de los extranjeros con los que ha hablado están prácticamente convencidos de que el país es nada menos que una zona de guerra, y desgraciadamente cuanto más lejos del país se está, peor es la percepción. Hay un problema de comunicación y, como cualquiera que trabaja en el sector de congresos y reuniones sabe, cuando se trasmite el mensaje equivocado, los resultados suelen ser devastadores.

Volviendo al rescate bancario y sus consecuencias para España, como suele pasar en Bruselas, las decisiones se toman en el último momento y bajo presión, lo que significa que la letra pequeña del acuerdo es todavía un misterio, al menos para el público en general. Como siempre, la prensa ha hecho circular una serie de exigencias radicales por parte de Bruselas que España tendrá que satisfacer a cambio del rescate bancario: una subida del IVA (para adecuarlo a las tasas que se cobran en el resto de Europa, cabe señalar) y la erradicación del IVA reducido del 8% del que se benefician los sectores de la hostelería y de transporte; más recortes salariales en el sector público; y una rebaja de las pensiones y del subsidio del desempleo, entre otras. No obstante, se trata de rumores porque habrá que esperar hasta julio para conocer las condiciones reales; los analistas políticos creen que Bruselas no va a ser demasiado exigente con España, a pesar del pataleo por parte de los otros miembros de Eurozona que ya han sido rescatados.

No es por falta de dinero, sino de voluntad política de coger el toro por los cuernos de una vez por todas. Sea cual sea la letra pequeña del rescate, afortunadamente también tiene buenas connotaciones para España. A pesar de los agoreros, un sistema bancario saneado podrá ayudar a las empresas con problemas de liquidez y a financiar nuevos proyectos empresariales, y también, lo que es más importante, con un sistema financiero sólido, la prensa extranjera tendrá que ir a otra parte a buscar carnaza y empezar a representar el país cómo realmente es: un lugar normal con mucho que ofrecer al mundo.

A pesar de la amenaza de una subida del IVA, el sector español de congresos y reuniones también se beneficiará del rescate bancario. El mercado nacional ha sido muy perjudicado por la crisis, tanto por el número de empresas que han cerrado desde 2008 como por el miedo a gastar debido a la incertidumbre reinante. A lo largo de los últimos cuatro años, el sector ya se ha sometido a un proceso de reestructuración al que ahora le toca a la banca española. Este proceso ha sido brutal, pero también ha separado el grano de la paja o, como explicó gráficamente Phil Cross, director de eventos corporativos de CCIB, en el MPI Day que se celebró en Málaga, con su anécdota sobre los aborígenes y su manera de sacar lo positivo de los incendios forestales.

El sector español de congresos y reuniones está vivo y coleando y luce unas óptimas condiciones para afrontar futuros desafíos, como afirmó Jesús Gómez, director general de Grupo Events y presidente electo de MPI Spain, durante su intervención en el MPI Day de Málaga. Se siguen celebrando reuniones, eventos e incentivos en España, las candidaturas españolas siguen ganado en los procesos de selección y, juzgando por las estadísticas de ICCA para 2011, en 2012 el país seguirá codeándose con los mejores destinos del mundo para copar los primeros puestos de los rankings de países y ciudades de la asociación.

Dicen que en un SMS enviado por el Presidente de España a Luis de Guindos, que asistía a la reunión del Eurogrupo del pasado sábado, le exhortó de la siguiente forma: "¡Aguanta, España no es Uganda!" Bueno, por lo que se ve, Grecia tampoco lo es: la Asociación Mundial de Sociedades de Cocineros (WACS) acaba de elegir a la candidatura de Atenas para acoger la 37ª edición de su congreso en 2016, en detrimento de Johannesburgo y Estambul, lo que demuestra que no todo el mundo piensa que se acerca el Día del Juicio Final.

Anuncio