El potencial del mercado emisor ruso para el sector de turismo español

Published
15/03/2009

Coincidiendo con la reciente vista oficial del primer ministro ruso Dmitri Medvédev a España, se firmó un acuerdo de colaboración en materia de turismo, cuyo objetivo es desarrollar el potencial económico y turístico de ambos países. No obstante, el número de visados turísticos expedidos a rusos para viajar a España en los dos primeros meses de 2009 ha caído en picado, lo que pone en duda la importancia a corto y a medio plazo de este mercado emisor para el turismo español.

El acuerdo, que no es el primero que firman España y Rusa en materia de turismo, se pondrá en marcha este año y tendrá vigencia hasta 2010. Con el objetivo de desarrollar el potencial económico y turístico de ambos países, se priorizarán los contactos entre Turespaña y la Agencia Federal de Turismo de la Federación de Rusia a fin de intercambiar experiencias e información en las áreas de marketing, promoción, formación y calidad. Asimismo, España participará en la feria rusa de turismo Inturmarket, y Rusia acudirá a FITUR y al salón de turismo de Barcelona EIBTM.

Durante el XII Congreso Anual de Natalia Tours, que se acaba de celebrar en Tenerife, la directora general de este destacado tour operador ruso, Natalia Vorobieva, declaró que “es mucho más fácil decirlo que llevarlo a cabo”, refiriéndose al acuerdo entre España y Rusa. En su opinión, ambos países tienen cosas más importantes en las que pensar dado el actual panorama económico, y que se trata más bien de expectativas de sinergias de futuro, pero no inmediato. Además, no cree que Rusia sea uno de los destinos turísticos predilectos de los españoles, ya que se deben realizar grandes inversiones en infraestructuras turísticas para llegar a ser un destino realmente competitivo.

Al necesitar un visado para visitar España, los viajeros rusos escogen otros lugares, como Egipto o Turquía, donde este trámite, frecuentemente engorroso, no es necesario –no obstante, en breve se prevé que los visados que los turistas rusos necesiten para visitar España serán de múltiple entrada, lo que facilitará que los viajes sean más largos y visiten más ciudades de Europa Occidental–. Pese a todo, cerca de 450.000 rusos visitaron España en 2008 –más que el doble que hace cinco años–, situando el país en el tercer puesto de los destinos preferidos por los rusos, tras Egipto y Turquía. En cuanto a las regiones más visitadas, Cataluña atrae al 55% del turismo ruso, seguida por Andalucía (12%) y Baleares (6%). La estancia media se sitúa en 11 días y el gasto medio supera los 230€ al día. En cuanto al motivo del viaje, la mayoría de los turistas rusos buscan sol y playa, aunque el turismo de negocios y el turismo cultural son cada vez más populares.

A pesar de ser uno de los mercados turísticos emisores que mayores crecimientos ha registrado en Europa en los últimos años, Rusia no está inmune a la recesión. En los meses de enero y febrero, el número de visados turísticos expedidos para viajar a España cayó un 36% y un 29%, respectivamente. Mientras que Natalie Tours confía en mantener las cifras de 2008, la mayoría de los tour operadores rusos prevé una caída de la demanda cercana al 25%. Pero no cabe duda de que, cuando la economía mundial empiece a recuperarse, Rusia volverá a ser uno de los más importantes mercados emisores del mundo.

Anuncio