El Palacio de Congresos de Valencia: 14 años siendo líder en sostenibilidad

Published
10/07/2012

Los ahorros e ingresos derivados de las acciones sostenibles ascienden a 1.300.000€ y el impacto económico en la ciudad desde su inauguración se cifra en más de 750€ millones.

Hace 14 años cobró vida el diseño del Palacio de Congresos de Valencia bajo la firma del arquitecto Norman Foster. Además de convertirse en edificio emblemático de gran valor arquitectónico, la aparición de este edificio ha marcado un punto de inflexión en el desarrollo económico y urbanístico de la ciudad, tanto como imprescindible motor de transformación de la zona donde se ubicó, como foco de atracción del turismo de reuniones a Valencia.

Las cifras hablan por sí solas, Valencia se encuentra según los últimos datos de ICCA (International Congress and Convention Association) en el 8º puesto del ranking europeo sin contar capitales de nación. La contribución del palacio a este posicionamiento es indiscutible, el recinto ha acogido cerca de 2.200 eventos desde su inauguración y a más de 1,5 millones de asistentes, generando un impacto económico en la ciudad de más de 750€ millones.

Estos datos son el resultado de una estrategia basada en la excelencia en la gestión y en la satisfacción del cliente, características que lo han hecho merecedor, entre otros, del premio a Mejor Palacio de Congresos del Mundo otorgado por la prestigiosa AIPC (Asociación Internacional de Palacios de Congresos) en 2010.

A pesar de la influencia de la situación económica actual en el turismo de reuniones, sobre todo a nivel corporativo, el palacio valenciano ha buscado nuevas ventanas de oportunidad que permitan a la ciudad mantener su posicionamiento. Las acciones realizadas han permitido que en este año 2012, durante el primer semestre, empresas de primer nivel como Mapfre, Generali, Ibermutuamur o Groupama, hayan celebrado sus convenciones en el edificio.

Asimismo, gracias a la propia concepción del edificio y a la posibilidad de ofrecer al cliente dispositivos especiales de seguridad y exclusividad del recinto, Banco de Valencia y Bankia lo han elegido para celebrar sus juntas de accionistas. Por otro lado, en lo que concierne al mercado asociativo, se han acogido la Reunión Nacional del Grupo Español Multicéntrico de Uveítis (GEMU-SEDU), el Congreso de la Sociedad Española de Retina y Vítreo, el Congreso de la Asociación Española de Artroscopia o los Congresos Nacional e Internacional de la Sociedad Española de Implantes (SEI), entre otros.

De cara al futuro, en estos seis primeros meses del año, se han presentado 83 nuevas candidaturas y se han ganado 16. Entre ellas podemos citar los siguientes eventos: Influenza Vaccines for the World a celebrar en 2012, Mediterranean League Against Thromboembolic Disease y el Congreso de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica en 2014 o el International Headache Society Congress para 2015. Sólo estos cuatro eventos traerán a Valencia más de 6.000 especialistas de procedencia nacional e internacional.

Como se puede apreciar, si se sigue la trayectoria de los últimos años, la elección del Palacio de Congresos de Valencia como sede de eventos internacionales, es cada vez mayor. En los últimos años se han cuadruplicado los asistentes internacionales, albergando el 60% de los grandes congresos internacionales celebrados en la ciudad. Este hecho ha sido favorecido por el fuerte compromiso medioambiental que tiene el palacio.

Junto a un diseño inicial que potencia la luz natural, se ha trazado un Plan Global de Sostenibilidad que recoge acciones como la incorporación de lámparas de bajo consumo y sensores de movimiento, la instalación de fibra óptica para la iluminación o la depuración del agua de los estanques. Además, la puesta en marcha en 2008 de una cubierta fotovoltaica, que ya ha generado más de 1.200.000 kWh, ha constituido la culminación de todo el proyecto. Siguiendo el programa de ahorro y eficiencia energética de la edificación, a estas acciones se les ha unido una reciente mejora del sistema electrónico del control de las instalaciones y la sustitución de dos máquinas de producción para la climatización del edificio, lo que le permite cumplir el Protocolo de Kyoto y producir un ahorro notable de energía. En general, el ahorro estimado derivado de todas las acciones será aproximadamente de 1.250.000 kWh al año, frente al consumo inicial del edificio. En valor económico, en estos catorce años, los ingresos y ahorros generados en materia de sostenibilidad se estiman en 1.300.000 €.

En las palabras del consejero director-gerente de la entidad, José Salinas: "En línea con su misión, el Palacio de Congresos de Valencia establece la mejora continuada en todos sus procesos, así como la vocación de servicio a la ciudad y el respeto por el medio ambiente como valores propios compartidos por todos los profesionales que forman parte de su equipo. Nuestro edificio ha sido pionero y continúa siendo líder en materia de sostenibilidad, lo que le permite erigirse referente nacional e internacional en reconocimientos y certificaciones".

La cubierta fotovoltaica del Palacios de Congresos de Valencia

Anuncio