El Hotel Byblos Gvadalpin acogió a la selección francesa de fútbol

Published
08/05/2008

Los subcampeones del mundo se alojaron en las lujosas instalaciones de cinco estrellas.

La selección francesa de fútbol estuvo concentrada desde el lunes 4 de febrero de 2008 en el Hotel Byblos Gvadalpin para preparar el partido amistoso que les enfrentaba con el combinado español el miércoles 6 de febrero en el Estadio de La Rosaleda de Málaga.

Hasta treinta jugadores internacionales, entre los que se encontraban caras tan conocidas como Diarra, Vieira, Anelka o Henry, junto con todo el equipo técnico y directivo pudieron disfrutar durante tres días de las lujosas instalaciones de este conocido hotel, acostumbrado a recibir conocidas personalidades desde su apertura.

Toda la plantilla se alojó en cómodas habitaciones, disfrutando de un ambiente de absoluta tranquilidad ya que el hotel se encuentra ubicado dentro de una urbanización privada rodeada de campos de golf, convirtiéndolo en un auténtico oasis.

Las instalaciones de Byblos Spa, así como las tiendas y restaurantes ubicados dentro del hotel, fueron testigos durante los tres días de la visita de los internacionales franceses, que pasearon por las zonas comunes así como por los alrededores del hotel hasta horas antes de comenzar el partido.

Anuncio