Después del colapso económico

Published
13/01/2014

Mientras Europa deja atrás la recesión, los profesionales del sector de congresos y reuniones informan sobre una recuperación paulatina del negocio; y una actitud del vaso medio lleno.

Los últimos informes de Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea (UE), parecen anunciar buenas nuevas para la industria de los eventos en todo el continente. La recesión ha acabado, al menos en términos de datos de crecimiento.

Acaso el dato más optimista de un informe exhaustivo y detallado, publicado por Eurostat en agosto del año pasado, es que comparado con el segundo cuatrimestre de 2012 las economías de los 28 estados miembros de la UE arrojaron un crecimiento conjunto del 0,3%.

Unos informes circunstanciales de los profesionales europeos del sector de congresos y reuniones de cinco países europeos demuestran que hay de hecho una cierta mejora en cuanto a las cifras de negocio y las expectativas de crecimiento en un futuro próximo; pero también apuntan a que hay que matizar las cifras y expectativas para el futuro.

"No todo es de color rosa, pero desde luego las cosas tienen mejor cariz ahora que en el pasado", dijo desde Dublín Patrick M. Delaney, CMM, CITE (Capítulo del Reino Unido e Irlanda de MPI), vicepresidente de relaciones industriales de MCI, una empresa multinacional de organización de reuniones y eventos que opera en toda Europa.

Según Delaney, cuyos comentarios se hicieron eco del consenso general de los profesionales europeos entrevistados, las advertencias que hay que hacer cuando se leen titulares que anuncian el fin de la recesión en Europa son de peso.

"En lugar de decir que aumenta el negocio, en realidad lo que pasa es que ha dejado de caer. Por lo tanto, el vaso está medio lleno", concretó Delaney. "Hay motivos para un optimismo cauteloso, pero la sensación reinante en toda Europa es que nuestro sector sigue atenazado por un entorno empresarial complicado".

"Los clientes siguen centrados en la búsqueda de valor. Buscan motivos para justificar su inversión en las reuniones y necesitan un pretexto bien definido para celebrarlas en este preciso momento".

Delaney también señaló que la UE no es una entidad homogénea, sino un grupo de 28 estados independientes, todos los cuales tienen sus propias economías nacionales, algunas de las cuales siguen afrontando dificultades considerables.

Al parecer, los datos de Eurostat respaldan claramente lo dicho por Delaney: los datos del segundo cuatrimestre de 2013 para Alemania y el Reino Unido, respecto a los del mismo período de 2012, han mejorado en un 0,5 y un 1,4%, respectivamente, en tanto que los datos para Grecia y Chipre han empeorado en un 4,6 y un 5,2%, respectivamente.

Pero a pesar de estas grandes diferencias en el panorama económico según el país y el ambiente de gran cautela que reina en todo el sector, actualmente los profesionales europeos del sector siguen respirando cierto optimismo.

Monica Fontoura, CMP (MPI At Large – Europa), directora de cuentas nacionales de Global Cynergies, empresa radicada en Basilea (Suiza), se encuentra –literalmente– en una posición ideal para tener una buena perspectiva sobre cómo marcha actualmente la industria de los eventos en Europa.

"Estamos ubicados en el corazón del centro de Europa y rodeados de Alemania, Francia e Italia, y nuestro clientes provienen de toda Europa", afirmó. "Creo que la gente confía más actualmente en Europa. Nuestros clientes tienen que hacer negocios de alguna forma y celebrar reuniones y, en nuestra opinión, están en ello. No gastan tanto dinero como antes –acaso disponen de menos presupuesto–, pero se nota cierta recuperación de la confianza. En la actualidad estoy trabajando en reuniones que se celebrarán en 2014 y 2015, lo que refleja claramente las expectativas de una mejora en la coyuntura económica".

Según la organizadora de eventos y directora gerente de Admire, Brigitte Boone, CMP, CMM (el capítulo belga de MPI), una empresa de organización de reuniones e incentivos radicada en Bruselas, ha habido un notable aumento en la actividad, no solo respecto al mismo cuatrimestre de 2012 sino también desde principios de 2013.

"Es como si la economía hubiera estado congelada durante un tiempo, pero ahora estamos viendo indicadores de un deshielo", afirmó. "Ahora la mayoría de nuestros trabajos se encarga con poca antelación; la gente toma las decisiones a última hora y es muy cautelosa con el gasto, pero a pesar de ello la demanda de reuniones aumenta".

En tanto que las cifras macroeconómicas son distintas en Europa según el país, hay no obstante historias de éxito individuales incluso en aquellos países cuyas economías todavía no ven la luz al final del túnel.

"Somos un poco distintos porque la nuestra es una empresa nueva que empezó a operar en 2008", explicó Montse Miranda (el Capítulo Español de MPI), directora gerente de Cutting Edge Events, una empresa de gestión de destinos (DMC) con sede en Barcelona (España).

Mientras que el informe económico de Eurostat sobre el segundo cuatrimestre de 2012, reveló que la economía española retrocedió en un 1,2%, respecto al mismo período de 2011, según Miranda su empresa ha crecido de un año a otro desde su fundación y prevé más crecimiento en 2014 y 2015.

Esto se debe, en gran parte, al atractivo de Barcelona como destino de clima templado con una base de clientes consolidada y cada vez mayor de los países del norte de Europa, cuyas economías demuestran, por lo general, una creciente fortaleza.

"Gran parte de nuestro éxito tiene que ver con las condiciones económicas no tanto en nuestro propio país sino en los países de donde proviene nuestra base de clientes", explicó Miranda. "Y parece ser que los grupos de dichos países tienen suficiente confianza como para reservar viajes de cara al futuro".

Otra empresa que ha experimentado un crecimiento a lo largo de la recesión es Sustainable Events Ltd., con sede en Manchester (el Reino Unido).

"Creo que hay una creciente demanda de nuestros servicios", afirmó Fiona Pelham (el Capítulo del Reino Unido e Irlanda de MPI), directora gerente de Sustainable Events, empresa que se fundó en 2004.

"Hay una creciente demanda por parte de las empresas de reuniones y eventos sostenibles que pueden demostrar que son tales".

Según Pelham, sus clientes tienen cada vez más interés en documentar bien el ROI de sus reuniones y en poder demostrar a las partes interesadas que los presupuestos hayan sido prudentes. Pero, del mismo modo, al parecer hay una creciente demanda en el Reino Unido de reuniones.

"Parece que el debate sobre la recesión ha durado tanto en los medios que es difícil recordar cuando no era así", explicó Pelham. "Pero ya no existe tal debate, lo que tiene un impacto en la psicología de los grupos que acaso genere las condiciones para el crecimiento".

Carole McKellar, CMM (el Capítulo del Reino Unido e Irlanda de MPI), director ejecutiva de Europe for HelmsBriscoe, ha notado un notable crecimiento en la actividad de la división europea de la empresa durante la primera mitad de 2013.

"De ningún modo se puede decir que la recesión haya llegado a su fin, pero sí se puede afirmar que está amainando", apuntó McKellar. "El ambiente entre nuestros clientes es de cautela en cuanto al gasto y quieren poder justificarlo ante las partes interesadas".

Pero lo que está pasando tiene su lado positivo, según McKellar.

"Las empresas han aprendido una dura lección económica en los últimos años, lo que ha resultado en un mayor control y transparencia en el sector", dijo. "Nuestros clientes ahora quieren una razón claramente demostrable por la que celebrar sus reuniones y un beneficio verificable para su empresa a raíz de ellas. Pero cuando se puede demostrar el valor de las reuniones y éstas tienen unos objetivos bien enfocados, se crea una situación en la que nuestro sector solo puede salir ganando. Es una oportunidad para demostrar nuestro valor como organizadores".

Anuncio