Cincuenta razones por las que tus competidores te están comiendo vivo

Publicado
22/09/2011
  1. No captas suficiente negocio nuevo
  2. Solo te centras en entablar nuevas relaciones y no cuidas las existentes
  3. No sabes por qué pierdes clientes
  4. No estableces relaciones profesionales con otros vendedores
  5. Nadie te conoce
  6. Te han encasillado como "ese" tipo de empresa
  7. No tienes una proposición de valor (elige uno: ¿ofreces los precios más bajos o tienes un diferenciador de valor?)
  8. Es demasiado trabajoso ponerse en contacto contigo, encontrarte o hacer negocios contigo
  9. Es demasiado difícil utilizar tus productos o servicios
  10. No mides el éxito o fracaso de tus actividades
  11. No te centras en el futuro de tu negocio
  12. Los asuntos de trabajo te mantienen en vela
  13. No tienes proveedores clave
  14. No sabes transmitir lo que haces en una o dos frases
  15. No inviertes en el área de tu negocio que genera el mayor volumen de ingresos
  16. No te mantienes al día de las novedades de tu sector
  17. Ni reconoces la labor de tus mejores empleados, ni les premias
  18. No se te encuentra en las dos primeras páginas de resultados de una búsqueda en Google
  19. No reevalúas constantemente tu plan de negocios
  20. No discutes los resultados con tus clientes clave
  21. Te centras demasiado en lo que hacen tus competidores
  22. Estás inmerso en mantener el status quo y no te preguntas "y si yo hiciera…"
  23. Has contratado a una serie de "mini yos", en lugar de personas que complementan tus deficiencias
  24. Solo te centras en un tipo de pensamiento con perspectiva global
  25. Solo te centras en la ejecución
  26. Solo te preocupa transmitir tus propias ideas a los clientes, en lugar de conversar con ellos
  27. No contribuyes nada a tu sector
  28. No ayudas a otros
  29. No cuentas con una junta consultiva o apoyo en cuanto a la estrategia comercial a seguir
  30. No utilizas un idioma común para comunicarte con todos tus empleados
  31. Tus precios son demasiado altos
  32. Tus precios son demasiado bajos
  33. No utilizas los testimonios de los clientes para vender tu negocio
  34. No monitorizas tu reputación
  35. No te centras en las necesidades, exigencias y deseos de tus clientes
  36. Tu negocio no es innovador
  37. No te centras en el control de calidad
  38. No aprendes de tus errores
  39. No cuentas con suficiente personal
  40. Regalas demasiado
  41. Tienes un cliente del que procede gran parte de tus ingresos
  42. No utilizas los canales de distribución adecuados
  43. No solucionas los problemas de tus clientes
  44. No adecuas tu oferta de productos/servicios a los distintos segmentos de clientes
  45. No te arriesgas
  46. No eres coherente
  47. Eres inflexible
  48. Ya no desfrutas con lo que haces
  49. No sabes de dónde proceden tus ingresos
  50. No utilizas los medios sociales

Añade otra razón que no se ha incluido en la lista…