Cinco empleos del futuro

Published
31/12/2009

En su libro titulado Stumbling on Happiness (Tropezando con la felicidad), Daniel Gilbert presentó una magnífica idea concerniente a la predicción del futuro.

“Al igual que tendemos a tratar los detalles de futuros acontecimientos que podemos imaginarnos como si fueran de veras a ocurrir, tenemos la tendencia igualmente preocupante de tratar los detalles de futuros acontecimientos que no podemos imaginarnos como si no fueran a ocurrir”, escribió. “En otras palabras, no conseguimos tener en cuenta hasta qué punto la imaginación nos ayuda a completar la visión en conjunto, pero tampoco logramos ver cuánto omite”.

Los profesionales del sector de congresos y reuniones no pueden permitirse el lujo de omitir nada de la imaginación. Espero que estos empleos os parezcan intrigantes y os animen a pensar con más detenimiento sobre vuestro sector y cómo crece. Las únicas personas que permanecen en el mismo lugar para siempre son los muertos. Y se puede decir cualquier cosa sobre este sector, salvo que está muerto.

Tecnología
Experto en hologramas
Durante la transmisión de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2008, el canal de noticias de 24h, CNN, hizo algo sobre lo que la gente llevaba soñando desde que la imagen fantasmagórica de la princesa Leia se proyectara desde la cabeza del robot R2-D2. Utilizaron los hologramas para facilitar las comunicaciones cara a cara.

Dentro de unos años, digamos que menos de 10, habrá una demanda para expertos en hologramas, gente que trabaja con y en hologramas para la industria de los eventos. Ya hay patentes pendientes de otorgamiento y se están llevando a cabo pruebas. En el pasado mes de mayo, Microsoft solicitó una patente para “dispositivos de oficina virtual” que permitirían la celebración de reuniones holográficas con la asistencia virtual de los participantes. Y, recientemente, Masergy Communications –junto con Musion Systems Limited del Reino Unido– aunaron fuerzas para celebrar reuniones holográficas de prueba vía redes de línea fija.

“La tecnología holográfica puede proporcionar al sector algunas ventajas sumamente únicas en cuanto a creatividad y competencia”, afirmó Lori Tuma, profesora de gestión de eventos de la Universidad Central de Michigan. “Lo que me preocupa de la tecnología holográfica tiene que ver específicamente con la responsabilidad: se puede manipular y distorsionar esta tecnología, y aunque los datos se pueden almacenar de muchas formas distintas en muchos formatos diferentes, al igual que cualquier otra cosa, preveo la necesidad de supervisión. También me preocupa el tema del branding –la producción homogénea es el cordón umbilical de cualquier evento, y la dependencia de los hologramas para fabricar en serie el mismo mensaje, con las mismas inferencias, podría plantear algún que otro problema”.

No obstante es un problema apasionante en el que trabajar.

Ciencias de la Vida
Director de Sentidos
Una reunión o un evento posee muchos aspectos, tales como el compartir información, la toma de decisiones, la resolución de problemas, la planificación estratégica, etc. Y según James L. Creighton, Ph.D., asesor para la resolución de problemas y la comunicación interpersonal, el tipo de acto, junto con el tema a tratar, deben indicar quién necesita participar y el tipo de interacción necesaria para alcanzar metas y proporcionar el contexto para el proceso de selección de los participantes.

“En el futuro, a medida que las tecnologías colaborativas se vuelvan habituales, el propósito de la reunión será el preludio de la pregunta: ‘¿cuántos sentidos requiere esta reunión?’” Según escribió Creighton en “El uso de las técnicas de selección de los participantes para mejorar la efectividad de las reuniones”, en el sitio web Effective Meetings: “Si el propósito es reforzar la confianza, es probable que se requiera una reunión cara a cara, con la presencia en la sala de todos los implicados (los cinco sentidos)”.

La manipulación sensorial ya ha llegado a los hoteles (“¡Caramba!, esta habitación huele a té blanco con una pizca de cinamomo… ¡Puede que me aloje aquí más veces!). Y la investigación científica ha demostrado que la temperatura ambiental puede afectar el tipo de lenguaje que utilizan los asistentes, los unos con los otros.

De hecho, Jon Bradshaw, colaborador de One+, escribió en marzo sobre la gestión en su columna, Reiniciar tu cerebro.

“El hecho de que sea posible influir de tal forma en los valores, creencias y conducta humanos podrá aportar beneficios tanto personales como profesionales”, escribió Bradshaw. “El tener curiosidad sobre cómo se puede utilizar de la forma más eficaz la ciencia conductual en la industria global de los eventos y las reuniones hará posiblemente que tu próximo evento sea más especial de lo normal”.

Los directores de sentidos aparecerán en escena dentro de cinco o diez años.

RSC/Medioambient
Gestor de Sostenibilidad
Es posible que la reciente pesadilla económica haya ralentizado el movimiento ecologista, pero no lo ha parado. De hecho, regresará más fuerte y poderoso que nunca. Debido a ello, las empresas van a tener que prestar más atención a las estrategias de RSC. Y uno de los campos que se vuelve cada vez más importante es el de la conformidad medioambiental. En el futuro, el sector de congresos y reuniones se verá afectado (¿quizá legítimamente?) por normas y regulaciones medioambientales estrictas en cuanto a la celebración de eventos. Aquí es donde aparece el gestor (o director) de sostenibilidad.

El puesto ya existe, pero la gente que lo ocupe en el futuro desempeñará un papel mucho más importante.

“Los gestores de sostenibilidad, cuya labor ha dejado de centrarse exclusivamente en la conformidad y el riesgo relacionados con el impacto medioambiental de una empresa, ya tratan de implicar a todos los actores interesados –la dirección, los accionistas, los clientes y los empleados– y transmitirles los beneficios de la sostenibilidad medioambiental”, escribió Caron Carlson en Compliance Week. “Para los directores de sostenibilidad es fundamental poseer la habilidad de convencer a los principales ejecutivos y accionistas, así como a los clientes y empleados, de los beneficios económicos de la sostenibilidad”.

Conocimientos/Formación
Asesores culturales
¿Cómo puedo decirlo sin levantar ampollas? Es sabido que algunos profesionales del sector son susceptibles. Eso, o los susceptibles son los que gritan más alto. Ser culturalmente susceptible no es, sin embargo, malo. (He perdido la cuenta del número de nuevos viajes de los que me he enterado durante los seis años que llevo escribiendo sobre el sector.) Así que no hay que forzar la imaginación demasiado para esperar que, dentro de 10 años, haya gente que trabaja de asesor cultural en la industria de los eventos.

Por poner un ejemplo, si planearas celebrar una reunión en el extranjero, trabajarías con un asesor cultural para cumplir con las leyes y tradiciones de la cultura en cuestión, a fin de no ofender a los nativos o provocar situaciones desagradables para los asistentes.

Dicho gurú cultural sería simplemente un arma adicional para asegurarse de que el evento sea un éxito –y para evitar meteduras de patas culturales–.

Planificación
Director de Conexiones
Dentro de 10 años, el término “profesional de las reuniones” no será suficiente para describir la labor de los organizadores y proveedores del sector. El trabajo tendrá un aspecto logístico, por supuesto, y aquellas personas que compren y vendan se denominarán “organizadores y proveedores”.

Pero las personas que realmente crean las reuniones y los eventos, aquéllas que posean dotes de liderazgo, recursos y conocimientos, se denominarán de forma distinta. Tal vez sea un término gladwelliano como “conectores” o quizá se llamen “relatores”, término ideado por Bijoy Goswami para describir a aquellas personas impulsadas por las relaciones y que siempre intentan entablar nuevas relaciones. Sea cual sea la denominación, su labor muy influyente se centrará en reunir a la gente para intercambiar ideas.

Se diría que eso es lo que ya hacen los profesionales del sector de congresos y reuniones. Estoy de acuerdo, pero si no empezamos a vernos como conectores puros y duros, nunca vamos a llegar a ocupar la planta noble o a influenciar a los ejecutivos. La dirección (CEOs, CFOs y COOs) se centra sobre todo en la estrategia. La palabra “reunión” es demasiado limitada para su amplia perspectiva. Nuestro éxito o fracaso en el futuro depende de lo que nos llamemos a nosotros mismos, así que voy a proponer un nuevo acrónimo que empieza con ce: CCO o “chief connecting officer” (director general de conexiones).

De hecho, se trata de un cambio de pensamiento tan fundamental que sugiero que empecemos a utilizarlo sin más demora. Dirigemos nuestro propio futuro. One+

JASON HENSEL es editor asociado de One+.

Algunos empleos cada vez más populares
He aquí algunos de los empleos ya existentes que pueden proliferar en la industria de los eventos en años venideros.

Apicultor/jardinero: La utilización de productos locales en la restauración es cada vez más importante, y, en el futuro, los centros de convenciones y restaurantes emplearán a apicultores y a jardineros para ayudar con los aspectos sostenibles de su funcionamiento. Recientemente, el Centro de Convenciones de Vancouver atrajo la atención por la colonia de abejas que tiene en los más de dos hectáreas de techo “verde” del edificio, iniciativa que el restaurante Park de Dallas va a copiar con la introducción de abejas en el jardín de hierbas que tiene instalado en el techo.

Asesor de educación a distancia: el número de trabajos mentales incrementa más que el de los trabajos físicos, y por ello hay una demanda de plataformas personalizadas y móviles de formación. Dentro de los próximos diez años, los organizadores trabajarán con asesores de educación a distancia –si es que ya no lo hacen–, porque esta modalidad de formación va a formar una parte más amplia e fundamental de las conferencias presenciales.

Director de marketing electrónico: un director de marketing electrónico es responsable de la gestión de los contenidos de marketing en la Web, lo que incluye la optimización para buscadores, el marketing de correo electrónico y la creación de canales de distribución online. La demanda de personas con esta especialización va a crecer exponencialmente en los próximos cinco años, sobre todo en el sector de congresos y reuniones. Un ejemplo de esto es The Charles Hotel de Cambridge, Massachussets, que el año pasado contrató a un director de marketing electrónico para su equipo de ventas y comercialización a fin de atender a los clientes mediante la tecnología.

Anuncio