Barcelona seguirá siendo sede del Mobile World Congress hasta 2018

Published
08/08/2011

La capital catalana competía con París, Múnich y Milán para acoger el mayor congreso de la telefonía móvil en Europa.

La decisión de continuar con la oferta de Barcelona fue tomada el pasado 22 de julio en una reunión mantenida en Londres por el organismo organizador GSMA, donde están representadas todas las mayores empresas del mundo de las telecomunicaciones.

Según el consejero delegación de GSMA, John Hoffman, todas las ciudades candidatas presentaron ofertas muy innovadoras y atractivas, pero al final fue la candidatura de Barcelona que se alzó con la victoria por sus excepcionales instalaciones para ferias y congresos, su red de transportes e infraestructura hotelera, así como su compromiso de ampliar el alcance de la movilidad. El fuerte apoyo de los sectores público y privado de la sociedad catalana y española también ayudó a inclinar la balanza a favor de la capital catalana, que acoge el evento desde 2006.

La candidatura de Barcelona calcula que el primer año de la segunda etapa como sede generará 300 millones de euros, pero el impacto económico se irá incrementado hasta sumar un total de 3.459 millones de euros hasta 2018.

El organismo organizador GSMA, con presencia de 219 países, aglutina cerca de 800 operadores de móviles y 200 empresas relacionadas con el sector de las telecomunicaciones.

Anuncio