Aduriz, el chef del Kursaal, tercero en el ranking mundial de restauradores

Published
05/05/2011

El chef Andoni Luis Aduriz, al frente del equipo de restauración del palacio de congresos Kursaal, acaba de ser reconocido en Londres como el tercero en el ranking mundial de restauradores, según la prestigiosa revista británica Restaurant.

Poseedor de dos estrellas michelín, es el responsable de la restauración del palacio de congresos junto a Bixente Arrieta como líderes de la empresa adjudicataria de la gastronomía del palacio de congresos de San Sebastián. Esta circunstancia hace que una oferta diferenciadora y singular de Kursaal sea el servicio de restauración, una oferta única.

Andoni Luis Aduriz, que ha obtenido el reconocimiento de la prensa mundial como "el fenómeno gastronómico más importante en el panorama mundial en los últimos tiempos", frecuenta las páginas de revistas tan prestigiosas como la sueca Gourmet, la francesa Gault&Millau, las norteamericanas New York Times Magazine o Saveur, la italiana Gambero Rosso y las japonesas Cuisine Kingdom o Specialités, que dedican gran espacio a profundizar en su tecnica de trabajo y estilo de cocina.

Calidad, creatividad, innovación, constante puesta al día y complicidad con el cliente son aspectos a destacar en la restauración de Kursaal, que se refleja tanto en el restaurante Ni Neu –abierto también a la ciudad– como en todos los servicios gastronómicos del palacio. Basado en una alta calidad, en Kursaal todo es posible gastronómicamente hablando: tanto un almuerzo de alta cocina como un banquete, un coffee-break especial, un cóctel en el vanguardista vestíbulo-foyer para 1.800 personas, una cena de gala o unos aperitivos en una hermosa terraza con vistas al mar y a la playa.

La peculiar forma de trabajar de Aduriz –que se proyecta en todos los servicios que se ofrecen en el palacio de congresos– trasciende lo gastronómico y tiene como objetivo crear cultura a través de la gastronomía desde un espíritu inquieto, inconformista e innovador. Su actividad no se limita a lo estrictamente culinario, sino que se extiende a otras disciplinas, lo que convierte al Kursaal no sólo en un referente en el ámbito de los congresos y reuniones de empresa sino también en el plano gastronómico.

Anuncio