Nuevas habilidades y una alta productividad pueden impulsar la revolución de los eventos híbridos

Virtual & Hybrid Events
Published
10/12/2020

Ambas cuestiones son las que mueven a los inversores como el presidente de la BVCA a decidirse a invertir en tecnología para eventos

Londres, 9 de diciembre de 2020 -- La exitosa transición de la industria de los eventos a las experiencias híbridas se basará en mejoras en la forma en que los organizadores presentan el contenido y atraen nuevos talentos digitales, según Neil MacDougall, Presidente de la Asociación Británica de Private Equity y Venture Capital (BVCA).

El COVID-19 ha provocado que muchos organizadores pasen de los eventos presenciales a los eventos en línea como forma de conservar parte de su actividad en 2020. Una encuesta de etc.venues realizada a principios de este año reveló que el 73% dará a sus audiencias la opción de asistir física o digitalmente una vez que se hayan levantado las actuales restricciones a los eventos masivos.

A la luz de su inversión en EventsCase, la plataforma de gestión de eventos ‘todo-en-uno’ que recientemente consiguió 4 millones de euros en financiación de la Serie A, MacDougall predice un futuro brillante para las experiencias virtuales e híbridas, a condición de que se aumenten los valores de producción y se atraigan nuevos talentos digitales.

"Mi predicción para los eventos online e híbridos es que habrá una mayor inversión en contenido, específicamente en dirección y producción. Me parece que se necesita mucha más mentalidad de difusión audiovisual, ya que si el contenido es bueno, atraerá a las audiencias y generará patrocinios, lo que hará que los ingresos de las entradas por asistente sean menos importantes. Sin embargo, para conseguirlo, la industria de los eventos tendrá que aportar más conocimientos y trabajar mucho más estrechamente con sus proveedores de tecnología".

Una de las ventajas más significativas de los eventos híbridos frente a los puramente presenciales es la comodidad que se ofrece a los organizadores y a los asistentes. Además de destacar la facilidad de garantizar la presencia de los ponentes, que ya no tienen que desplazarse a un lugar físico, MacDougall cree que la industria puede aprender mucho de otros casos en los que la tecnología ha mejorado tanto la experiencia del consumidor final como la forma en que se gestiona.

"Un evento virtual o híbrido inteligente puede llegar a más personas en más zonas horarias, lo que permite una escalabilidad y una certidumbre mucho mayores que los eventos físicos. Hemos visto un patrón similar en otras industrias, como la formación en IT. Antes, todo tenía que hacerse en un aula durante el día, pero desde hace un tiempo, muchos de estos cursos se han vuelto híbridos o en línea. Se necesitan nuevas habilidades para impartir las clases, pero son más convenientes para la persona que se está formando y también para la organización que paga la factura".

La BVCA tiene experiencia directa en eventos virtuales ya que ha cambiado todo su calendario - incluyendo desayunos, conferencias, foros y recepciones - de experiencias presenciales a virtuales tras el inicio de la pandemia provocada por el COVID-19.

"Lo más interesante del análisis de la BVCA es que el servicio al cliente, especialmente para eventos pequeños y medianos, puede ser muy exitoso. También está claro en los últimos eventos que no todas las plataformas tecnológicas funcionan a la perfección. EventsCase ha demostrado que pueden albergar grandes eventos como el Farnborough Air Show y proporcionar una experiencia sin problemas, además de ser ágil y orientada al cliente".

La tecnología de eventos está preparada para unos cuantos años, ya que los organizadores buscan complementar sus nuevos conocimientos sobre la gestión de experiencias online con lo que ya saben sobre la organización de eventos físicos. Hablando de las áreas en las que los proveedores pueden ayudar en el desarrollo de reuniones virtuales e híbridas, MacDougall plantea la importancia de cumplir con los requisitos "periféricos" así como con aspectos más grandes y prominentes como el networking.

"Los nativos tecnológicos están acostumbrados a ver rápidamente quién está en línea, interactuando de una manera más casual debido a su uso de las redes sociales y aplicaciones de mensajería. Tal vez podríamos verlos seleccionando horarios en los que están disponibles para chatear, como en el caso de Calendly. ¿Por qué no crear foros donde la gente pueda comentar lo que acaba de ver en una sesión o pedir la opinión de un experto? Este tipo de características aún no se han implementado, pero eso es en parte lo que hace que la tecnología de eventos sea un espacio emocionante para monitorear".